Comodoro: este año ya se vendieron 121 mil litros de cerveza artesanal

boom de la cerveza tirada

Lo que sucede en la ciudad no es un fenómeno aislado sino una tendencia que se da a nivel nacional con marcas que tienen presencia en todo el país. La pregunta que se hacen todos es si es moda o un rubro que llegó para quedarse, y si resistirán la cantidad de comercios que se instalaron en los últimos años ante tanta competencia.

Para Marcos Piazzón, propietario de “The Hop Stop”, un local donde se tira cerveza y donde se venden insumos para fabricarla, hay mercado para los más de 30 competidores que se distribuyen entre la zona norte y sur de Comodoro Rivadavia y Rada Tilly. “Hay mercado para todos. No es que se está cambiando un hábito, la gente ya tomaba cerveza, pero ahora le estas ofreciendo un producto mejor. El consumo está aumentando, de hecho Quilmes está preocupada; perdió mucho terreno y de hecho comenzó a competir con la cerveza Patagonia y luego sacó la receta original. Pero en Argentina hay mucho paño para cortar, hay mucho para hacer, desde estilos y gente que va variando su gusto, gente que todavía no se acercó y los que están haciendo su propia cerveza”, consideró.

Los números también parecen darle la razón a Piazzón. Aunque otros competidores, como Pablo Almandoz de la franquicia Antares, creen que el boom de la cerveza tirada llegó a la cresta de la ola y a partir de ahora solo resistirán aquellos comercios que tengan un mejor producto, ya que quedó instalada la cultura de la cerveza. “Para mi está en el pico de la moda y ya se están empezando a ver lugares a los que les está costando mantener abierto, y creo que de acá en adelante va a empezar a mermar un poco sobre todo las cervecerías que traen cerveza de afuera, no solo por los costos sino también por la calidad de la cerveza, porque la gente está empezando a elegir”, sentenció.

Comodoro: este año ya se vendieron 121 mil litros de cerveza artesanal

MÁS DE 120 MIL LITROS EN DIEZ MESES    

Según datos a los que accedió ADNSUR, solo en este 2018, hasta octubre, ingresaron a Comodoro Rivadavia 121.833 litros de cerveza artesanal. Así lo indican las estadísticas de la Dirección de Abasto y Veteranía de la Municipalidad que se encarga de la fiscalización de los productos que ingresan a la ciudad y que cobra un impuesto por cada litro de alcohol que ingresa a la jurisdicción.

Las estadísticas indican que el mayor consumo se da en verano y en esta época ya comienzan a incrementarse los índices luego de una merma en otoño e invierno. No obstante, la cerveza artesanal está lejos de los 6.836.604 litros de cerveza industrial que ingresaron a la ciudad este año y más aún de los 11.706.010 de litros de bebidas alcohólicas que se vendieron en todo 2017.

Para tener en cuenta la cerveza preferida de los comodorenses es la IPA y todo lo lupulado, y los fines de semana largo es donde más cae la venta, a contrapartida de fechas festivas.

Por otro lado, también creció el número de personas que fabrican cerveza en su casa por hooby.

“En Comodoro ya debe haber más de 200 personas que se dedican como hobby a hacer su propia cerveza”, confirmó Piazzón a ADNSUR sobre este punto.

“Ese es el segmento nuestro en la venta de insumos. Por ahí hay algunas personas que ya fueron evolucionando y comprando su equipo que es lo que se llama segmento Craft, pequeñas fábricas con una idea de comercialización a los que le vendemos alguna cosa muy puntual, pero nuestro fuerte son los pequeños productores que lo hacen como hobby en su casa”, explicó.

Comodoro: este año ya se vendieron 121 mil litros de cerveza artesanal

RADIOGRAFÍA DE UN MERCADO

Según explicó Piazzon el boom cervecero llegó tarde a Comodoro Rivadavia. Uno de los inconvenientes que había en el pasado era la obtención de barriles, insumos y envases. Sin embargo, con la expansión del mercado a nivel nacional se hizo más fácil acceder a esos productos y a inicios de esta década comenzaron a aparecer los primeros productos, entre ellos Tres Monjes, Mamba y Sureña.

En la actualidad la mayor cantidad de cerveza llega de la Cordillera de Chubut y Buenos Aires que también tiene un mercado importante.

En ese sentido hay dos clases de comercios cerveceros en Comodoro Rivadavia: los introductores que venden la cerveza en su local en growler o pinta y los abastecedores que además distribuyen cerveza en la ciudad.

El mercado se distribuye por todo Comodoro Rivadavia. Desde Palazzo, donde hay 3 centros de recarga, hasta el barrio Pueyrredon con “The Hop Stop” y Cervecería Nacional, y otros centros antiguos como Almacén de Vinos y Musters. Mientras que en Rada Tilly se encuentra Behops, entre otros.

INCENTIVAR LA PRODUCCIÓN

 Lo cierto es que en Comodoro y Rada Tilly son varias las marcas que ya fabrican y comercializan cerveza. Una de ellas es Megan 08 que recientemente accedió a la inscripción en el Registro Municipal de Establecimientos para la elaboración, comercialización y venta de cerveza artesanal en barriles. Otras que pisan fuerte son Kalaf, Sureña, Ciervo Negro y Juana.

Por el momento varios productores que comenzaron a comercializar sus productos aún carecerán de habilitación y para algunos fabricantes y expendedores eso roza la competencia desleal.

Desde la Municipalidad, el secretario de Fiscalización, Daniel Campillay confirmó ADNSUR que se está trabajando en ese sentido, y adelantó que además se está buscando habilitar la venta de cerveza en food trucks para que se comercialice en eventos que se lleven a cabo en espacios públicos.

Para Almandoz es fundamental incentivar la comercialización local de cerveza ya que “promulga el comercio interno, desarrolla empleo”.

“Creo que sería fundamental. La cerveza artesanal tiene que ser local. En Comodoro hay un nivel muy bueno. A mi entender tendría que haber más apoyo a la elaboración local.  Hoy por hoy las fábricas no están habilitadas y a mi entender no se les da el soporte para que lo puedan hacer. Lo bueno es que la gran mayoría trabaja sobre buenas bases, porque Comodoro creció sobre buenas bases. En Buenos Aires hay fábricas que tiene fermentadores de plástico y acá la mayoría tiene inoxidable, acá lo que falta es nivel de producción”, agregó en la puerta de un nuevo fin de semana de un mes donde no hubo bajón de venta como suele suceder durante el año.