La vida de Carlos Urquiola dio un vuelco en su vida el 16 de septiembre cuando contrajo coronavirus. Su cuadro se agravó y pasó a estar internado en terapia intensiva por 21 días. Tras su evolución, el enfermero y padre de dos hijos , debió afrontar una dura recuperación por las secuelas del Covid19 .Tras 10 meses, el sábado pasado regresó a su trabajo.

Carlos trabajaba como enfermero en la guardia de Clínica del Valle cuando el 16 de septiembre de 2020 , en pleno pico de la primera ola, comenzó con síntomas y debió ser internado. Este joven padre de dos pequeños hijos empeoró con el paso de las horas y debió ingresar a terapia intensiva, donde permaneció 21 días en estado crítico.

"Todos temimos por su vida y el equipo entero de salud permaneció atento a su evolución durante uno de los peores picos de la pandemia en nuestra ciudad", recordaron desde Clínica del Valle

Afortunadamente pudo atravesar lo peor de la enfermedad y pasó a sala general, donde permaneció otros 15 días en recuperación. Luego de tantos días inmovilizado perdió toda su masa muscular y no podía caminar, por lo que arrancó una difícil y larga rehabilitación durante 10 meses. También debió atravesar 4 intervenciones quirúrgicas y decenas de estudios diagnósticos para verificar su estado general. 

Finalmente, según informó la Clínica del Valle a través de sus redes sociales, luego de 10 meses de recuperación, el sábado pasado Carlos volvió a su puesto de trabajo en Clínica del Valle como enfermero de guardia.

"Fue un día lleno de alegrías y emociones para el equipo entero que esperaba ansiosamente su regreso. Gracias Carlos por tu entereza admirable, por el compromiso que demostrás en el ejercicio de tu profesión... Y por enseñarnos que siempre se puede", destacaron desde la institución médica sobre la gran noticia que compartieron con la comunidad de Comodoro Rivadavia.

Clínica del Valle Grupo Amanus