COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) -  Fabián Suárez, de la consultora Geo Ambiente, que tuvo a su cargo el Estudio de Impacto Ambiental sobre el proyecto de obras hídricas para evitar inundaciones en la zona sur de la ciudad, valoró la apertura de licitación que se hará este miércoles para el reservorio número 4, que ayudará a contener 785.000 metros cúbicos de agua, al tiempo que describió las características generales del conjunto de obras que deben realizarse, algunas de las cuales ya han comenzado. También recordó la necesidad de que el proyecto se realice en forma integral, incluyendo los cuatro terraplenes, para garantizar la solución definitiva al problema.

“En realidad es un proyecto mucho más grande –describió el especialista-, que contempla toda la zona sur, para dar respuesta a la problemática que se manifestó después de ese gran evento climático de 2017, que incluye redes de desagües pluviales, redes principales, secundarias y obviamente los reservorios”.

Recordó en lo que respecta a los pluviales, se proyectaron los canales principales de avenida Polonia, en avenida Chile y la ampliación del canal existente en avenida Roca, “que ya lo estamos visualizando, además de la descarga al mar”.

Suárez explicó que el complemento a esos canales son las obras reservorios: “son terraplenes que deben hacerse en la cuenca hídrica, que ocupa unas 6.600 hectáreas, donde el agua de lluvia se concentra y bueno, después empieza a fluir y termina en la ciudad, que es la parte más baja de esta cuenca”.

Ante grandes eventos de lluvia, la función de los reservorios será la de almacenar grandes volúmenes de agua, para luego permitir una descarga paulatina, evitando que los canales se desborden.  

“Tienen múltiples funciones, porque por un lado contiene las lluvias torrenciales, evita las crecidas y además ayuda a reducir el tamaño de los conductos para evacuar toda esa cantidad de agua. Fundamentalmente, genera un resguardo a la población ante eventos torrenciales, permitiendo evacuar el agua de forma controlada, ingresando a los pluviales, sin provocar daños colaterales”.

En referencia a las características, describió que los terraplenes son estructuras de forma piramidal. “Por ejemplo, el que está a punto de licitarse, tiene una base de 60 metros de ancho y en la parte superior, 10 metros. Tiene pendientes suaves, no son muros verticales como los que pueden verse en una represa como Ameghino”.

La estructura debe recubrirse con piedras en el lado donde impacta el agua, mientras que en ese espacio, con una altura máxima de 9,75 metros, podrían contenerse alrededor de 785.000 metros cúbicos (equivalente a 785 millones de litros) de agua de lluvia en su cota máxima: para dar una referencia, las reservas de agua de la ciudad oscilan los 90.000 metros cúbicos.

Se deben seguir gestionando los otros tres reservorios

En uno de los puntos del Estudio de Impacto Ambiental se advierte la necesidad de visualizar al proyecto de forma integral. “Es importante destacar que el proyecto y demás cálculos hidráulicos contemplan la ejecución de los 4 reservorios en forma conjunta, ya que es una solución integral entre ambos. No es recomendable en ninguna medida que se tomen como obras independientes”. Se deben construir en forma simultánea para que puedan tener la capacidad de almacenaje a describir en los próximos capítulos”.

Consultado sobre esa salvedad, Suárez reiteró que por tratarse de un problema complejo, la solución está pensada como un sistema con distintos componentes, que actúan en forma complementaria.

“Sería muy complejo hacer todas las obras en forma simultánea, tanto técnica como financieramente –evaluó, considerando que el R4 es el más chico y tiene un costo de 151 millones de pesos-. Es una muy buena noticia que se está iniciando el reservorio 4,  pero obviamente será necesario que luego continúe con todos los demás componentes del proyecto. Insisto: la relación entre la inversión y el resultado de esta primera obra es muy bueno”, enfatizó, para remarcar también la necesidad de que se mantenga el objetivo de “seguir aguas arriba, porque es una cuenca muy extensa”.