En diálogo con Periodismo de diez, la neumóloga especialista en edades infantiles afirmó "tenemos un poquito más de casos que el año 2020, porque con el tema de que los niños empezaron a salir, el tema de las clases y demás sabíamos que iban a empezar a circular los virus habituales de todos los años pero de todas maneras la cantidad de niños enfermos es muy poco de lo esperado para la época del año".  

La doctora explicó que los años se comportan siempre diferente. "Hay años en los que, si bien aumenta la patología cuando empieza el frío, hay un pico máximo de niños enfermos a veces en el mes de julio, a veces en el mes de agosto... hemos tenido años que han iniciado en el mes de junio; eso varía, no todos los años es igual".

Los profesionales de la salud esperan para la época del otoño encontrarse con las infecciones respiratorias y cada año se comporta de manera diferente: "por ahora venimos tranquilos", expresó. 

"Afortunadamente lo que estamos viendo es que comienzan a consultar, se están animando más a salir y a consultar, que es lo que nosotros les pedimos, porque en el año de pandemia 2020 los niños no han tenido sus controles sanos, muchos han dejado incluso de vacunarse y eso es lo que realmente nos preocupa, muchos de los pediatras por eso insistimos en que tienen que volver a los controles sanos, sus pediatras están atendiendo, los están esperando, la vacunación es súper importante completarla" manifestó la Dra. Barria.

Según resaltó la doctora, los padres ahora consultan no solamente por los cuadros respiratorios comunes sino también para los controles sanos, que eso es lo que más quieren los médicos pediatras. 

En lo que respecta a las similitudes entre las enfermedades respiratorias de invierno en comparación con los síntomas del virus covid-19 comentó "se comportan muy parecidos los indicios de los síntomas, son iguales en realidad pero hay diferencia de edades, no es lo mismo un bebé, los menores de 2 años que son los que van a desarrollar la bronquiolitis que los mayores de esa edad o que incluso van al colegio. Es muy difícil en los nenes grandes, los de jardín o los que empiezan el colegio diferenciar si el comienzo de mocos, catarro, la tos y un poquito de fiebre va a ser covid o es un cuadro gripal o resfrío estacional".

"Lo importante de todo esto es lo que los padres entiendan que si ellos tienen estos síntomas los nenes inmediatamente no tienen que ir al colegio o al jardín y tienen que consultar a su pediatra", resaltó.

¿Cuándo es conveniente realizar un hisopado?

Para el hisopado, Sandra Barria explicó que, va a depender si el niño empieza con un cuadro en el que los síntomas específicos sospechosos son fiebre, acompañado de tos, catarro, resfrío, y destacó que  "siempre la fiebre tiene que estar presente y si el niño empieza con fiebre, no le baja enseguida o la fiebre es muy alta, ya el mismo día de fiebre alta puede consultar y el pediatra considerará si amerita el hisopado en ese momento o tiene que esperar". 

La doctora insistió en que es importante  la consulta  porque esa decisión va a ser en el momento por parte del pediatra, por ello la insistencia en que ante la duda se consulte con el profesional indicado.  

En cuanto a las condiciones edilicias y equipamento necesario para la atención, la dra. confirmó "hasta ahora tenemos todo organizado pensando que vamos a tener muchos pacientes internados como todos los inviernos, ahora como no los tenemos, tenemos nuestra parte covid, todo niño que ingresa va al sector covid hasta que su hisopado sea negativo, entonces pueden redistribuirse las camas. En principio ahora estamos procediendo así, tenemos el plan B, si esto empieza a aumentar y tenemos muchos niños internados, contamos con la misma cantidad de camas, que son 32 camas, más el sector covid, además de las camas de terapia intensiva que serían 8 camas.  

Clases presenciales

"Nosotros los pediatras defendemos a las clases, para nosotros la escuela es un lugar seguro, hay protocolos, hay burbujas, los chicos están muy bien enseñados, la verdad que vemos la respuesta de los niños ante las medidas de prevención, y son los que más cumplen, es un lugar para nosotros seguro la escuela. Por ahí quizás lo que hay es un descuido, quizás fuera del colegio, que puede ayudar a que uno pueda transmitir la enfermedad, el relajamiento de la salida del colegio, las juntadas, los cumpleaños, las juntadas a jugar. Lo importante que se entienda que nosotros priorizamos la educación, que los chicos tienen que ir al colegio pero cuando vuelven del colegio tienen que seguir las medidas de prevención, no juntarse por supuesto durante ésta época, hasta ver que pasa con este virus.