COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - “Es una pata más que sostiene la mesa”, dice a ADNSUR José Celia, el médico terapista que integra el Comité de Crisis de Comodoro Rivadavia - Rada Tilly.

Este martes el especialista estuvo a cargo de explicar a las autoridades municipales cómo funcionan los casos Helmet de oxígeno que la empresa TECSS donó al Hospital Regional de Comodoro Rivadavia. 

Luego de armar uno de estos dispositivos de ventilación no invasiva, explicó paso por paso cómo funcionan, las posibilidades que brindan y la forma en que serán utilizados; un aliciente en medio de un panorama complejo, con falta de camas y aumento de pacientes graves.  

Celia es terapista y explicó cómo serán utilizados estos cascos en el sistema sanitario de la ciudad.
Celia es terapista y explicó cómo serán utilizados estos cascos en el sistema sanitario de la ciudad.

Celia es médico de terapia intensiva, nació en Río Negro y hace 21 años está en Comodoro Rivadavia. En diálogo con ADNSUR, aseguró que esta tecnología permitirá darle otra opción a los pacientes de coronavirus que necesitan asistencia respiratoria. 

“Hoy el paciente que entra a terapia entra muy tarde o con necesidad de intubación inminente. Entonces esto podría ayudar a frenar la intubación o ir conociendo al paciente, haciendo un poco de monitoreo y si no mejora decidir entubar, pero ya le diste una chance previa”, explicó.

No obstante, advirtió: “No es un invento nuevo, los usaron en la década del 90 antes que estén las máscaras más sofisticadas para ventilación no invasiva. Era muy molesto para los pacientes, pero se detectó que las máscaras con ventilación no invasiva fugan y esto fugan muchísimo menos y tiene menos aerosolización, lo cual disminuiría el riesgo de contaminación del ambiente sanitario y para el personal de salud”.

El especialista asegura que el uso de esta tecnología se está probando en el mundo y en Argentina con resultados “satisfactorios”, y en principio podría ayudar a “disminuir la probabilidad que el paciente necesite “ventilación mecánica, intubación traqueal”, tal como se realiza por estos días.  

“Ahora con esto podemos llegar a probar algo que quizás funcione o quizás lo tengamos que entubar igual. Es una forma de ventilación no invasiva que puede usarse con un tubo de oxígeno, con el oxígeno central que tienen las instituciones o inclusive con el respirador. Lo bueno que tiene es que el adiestramiento es mucho más sencillo porque si querés vos colocás al paciente sin hacer monitoreo de curvas, presiones, que es en lo que se capacitan los intensivistas. Entonces, la curva de aprendizaje es corta para que algún clínico o alguien que haga neumonología pueda utilizarlo en sala general, no en terapia”.

Alberto y Luis son los empresarios que donaron los casos al sistema de salud de la ciudad.
Alberto y Luis son los empresarios que donaron los casos al sistema de salud de la ciudad.

OTRA FORMA DE AYUDAR

Luis Barrientos (48) es uno de los propietarios de la empresa TECSS, una firma que hace desarrollo tecnológico en las áreas de electrónica y software, y está orientada a la telesupervisión de yacimientos petroleros. Esa empresa realizó la donación de los equipos de ventilación. 

Luis nació en Las Heras, Santa Cruz, pero estudió Analista de Sistema en la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, y en esta ciudad cumplió su sueño de desarrollar lo que alguna vez había imaginado en su época de estudiante. Por esa razón, para él no es un hecho aislado el poder colaborar con el sistema sanitario en este contexto, según explicó a este medio.

“Esto puede salvar una vida, así que como ser humano, como persona, más allá de todo, uno siente una satisfacción enorme que pusiste tu granito de arena, y está bueno que todos lo hagan en la medida que puedan porque lamentablemente en medicina los costos son muy elevados pero todo lo que se pueda sumar a la comunidad le va a venir muy bien”, indicó. 

Su socio, el ingeniero electrónico Alberto Vásquez (41), coincide con él. “Esto es una forma de responder a la comunidad porque esto es algo que nos está tocando a todos y es colaborar con el personal de salud que está en el frente de batalla y son los que sufren y responden por todo. Es la única forma que encontramos de colaborar”.

Cómo funcionan los cascos Helmet que donó una empresa de Comodoro

¿CÓMO FUNCIONA?

El Helmet Based Ventilator, cubre la toda la cabeza del paciente y se sella alrededor del cuello. Funciona con presión positiva de alto flujo y proporciona un sistema presurizado de aire enriquecido con oxígeno, potenciando la respiración. Además, permite administrar el oxígeno en concentraciones variables.

De esta forma, tal como dijo Celia, el sistema sanitario suma una nueva herramienta para darle pelea coronavirus, gracias al trabajo del Estado con el Privado, pero principalmente por la solidaridad de una empresa que quiso colaborar de una manera directa.