NEUQUÉN - Iñaki Reche es neuquino y se encuentra viviendo en primera persona la conmoción por el avance de la extraña enfermedad que ya mató a 107 personas y puso al mundo entero en alerta. “Hasta que la situación no fue grave, acá no se hablaba del virus y teníamos que informarnos por los medios argentinos”, dijo.

Junto a su familia, Iñaki viajó a Shanghái para visitar a su hermana que se fue a estudiar hace cinco meses, tras obtener una beca del gobierno chino. Cuando pisaron tierra oriental aún el virus no llegaba a ser noticia.

“Nos enteramos de la existencia del coronavirus estando en Shanghái antes de viajar a Beijing y leyendo las noticias argentinas. Acá no se hablaba de nada. Con el correr de los días la situación de agravó, y mucho, y recién ahí comenzó a salir en las noticias. Se comenta que el gobierno está intentando ocultar todos los casos que hay, que habría más de lo que dice”, expresó Iñaki en diálogo con LM Cipolletti.

“Las calles están totalmente vacías, las pocas personas que ves están con barbijos. El transporte público está vacío. Parece un apocalipsis zombie, literal”, relató el neuquino sobre el paisaje atípico que ofrece el país, generalmente atiborrado de multitudes.

Cómo es vivir en el epicentro del coronavirus, contado en primera persona por un patagónico

“En todas las estaciones de metro hay personal haciendo control sanitario, controlan temperatura corporal y sólo después de eso te dejan pasar. En los aeropuertos el control es a través de cámaras. También están cerradas las principales atracciones y más convocantes como la muralla china, la ciudad prohibida, y los templos. Tampoco hay clases en ningún nivel educativo y en la semana de feriado que hubo por las celebraciones del Año Nuevo Chino quedaron suspendidas. No quieren acumulación de personas para evitar los contagios. Al aire libre es casi obligatorio el uso de barbijos y sólo cuando estás en lugares cerrados te los podés retirar”, explicó sobre la cotideaneidad del país.

En un principio, Iñaki y su familia estaban tranquilos y le restaban importancia al coronavirus hasta que el número de muertos e infectados aumentó considerablemente: ya suman más de un centenar de muertos, más de 4 mil infectados, y casos confirmados en Tailandia, Estados Unidos, Australia, Singapur, Malasia, Taiwan, Francia, Japón, Canadá, Corea del Sur, Alemania, Vietnam y Nepal, hasta el momento.

“Sólo esperamos poder regresar a Argentina sin mayores problemas. El vuelo está programado para el miércoles”, señaló el neuquino.

Fuente: LM Cipolletti