La Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) lanzó este martes un plan que reconocerá a las mujeres años de aportes por cada uno de sus hijos. El programa apunta a aquellas madres que no cumplen con los requisitos para poder jubilarse.

El nuevo plan fue anunciado por la titular del organismo, Fernanda Raverta, en un acto encabezado por el presidente Alberto Fernández, donde también se anticipó un bono de 5.000 pesos para los jubilados y pensionados, a cobrar en agosto.

Se trata del Programa Integral de Reconocimiento de Períodos de Aportes por Tareas de Cuidado que busca promover la jubilación de muchas mujeres que hoy no pueden hacerlo por falta de aportes. De hecho, solo una de cada 10 llega a los 30 años de aporte que le permite acceder a la jubilación.

“Vimos que había mujeres que no habían podido entrar en la moratoria y no podían jubilarse. Todas esas mujeres eran madres argentinas que habían dedicado tiempo, esfuerzo, trabajo, en ver crecer a sus hijos”, sostuvo Raverta y reclamó que “la Argentina se merece reconocer la tarea de cada mujer que dedica tiempo al cuidado de sus hijos y de sus hijas”.

Y afirmó que “reconocer un año por cada hijo o hija de las mujeres que no cumplan con los 30 años de aportes para poder jubilarse es una medida que no ofende a nadie, es una medida que tiene que ver con reparar desigualdad, es una media del presente que tiene que ver con un pasado que hay que modificar y con un futuro que hay que presentar de otra manera”.

A quiénes alcanza

El proyecto que se pondrá en marcha en agosto próximo, reconocerá un año por hijo para las mujeres y para las personas gestantes con hijos nacidos o adoptados siendo menores de edad; dos años para todas las mujeres que hayan sido titulares de la Asignación Universal por Hijo (AUH); y a las trabajadoras registradas que hayan tenido la licencia por maternidad y por excedencia se le va a reconocer ese plazo para que puedan acceder a su jubilación.

Según se indicó, combinará tres modalidades complementarias que permitirán disminuir las brechas en el sistema de la seguridad social, y que, además, lograrán garantizar el acceso inmediato a un beneficio jubilatorio para gran parte de las actuales mujeres adultas mayores, muchas de las cuales hoy no tienen ningún ingreso.

Además, el programa otorga dos años de servicios por cada hijo o hija que haya sido adoptado o adoptada siendo menor de edad, porque reconoce el especial compromiso que significa la adopción "como forma de proteger el derecho de niños, niñas y adolescentes a vivir y desarrollarse en una familia que le procure amor y cuidados cuando éstos no pueden ser proporcionados por su familia de origen"

También otorga un mayor reconocimiento en caso de hijo/a con de discapacidad, porque esta situación demanda aún más cuidado y atención.

Asimismo, define un acompañamiento adicional a las mujeres que provienen de trayectorias de vulnerabilidad socioeconómica, porque ellas atraviesan incluso más dificultades que las otras mujeres para poder insertarse en el mercado laboral o para poder delegar en otras personas las tareas de cuidado.

El programa también contempla el reconocimiento del plazo de licencia de maternidad por excedencia, previsto en la Ley de Contrato de Trabajo y explícitamente excluido del derecho a contabilizar como período de servicio. Esta prolongación del tiempo en que la trabajadora se mantiene fuera de sus tareas laborales y que es opcional, está destinada a favorecer el cuidado del/la recién nacido/a.