El evento online, se transmitirá en vivo por el canal de YouTube de Urbana, y en esta oportunidad el disertante será Alfonso Beloqui, Ingeniero Agrónomo e integrante de la Agencia De Extensión Rural Comodoro Rivadavia, INTA.

“En los últimos años, diversos organismos enfocados en la promoción de la salud comenzaron a insistir en la importancia de la alimentación saludable. Una forma de obtener alimentos ricos en nutrientes es mediante la huerta orgánica. Esta técnica permite mejorar al mismo tiempo la alimentación, la salud y el cuidado por el medio ambiente, y además separar los residuos orgánicos de los desechos que terminan en la disposición final”, explicó.

La huerta orgánica es una forma de cultivo que se basa en la fertilidad del suelo y diversidad de especies, tiene como objetivo obtener plantas sanas que se conviertan en alimentos saludables. Por lo cual, para producir suelo fértil se utilizan técnicas naturales, como el compostaje que a su vez impulsa la separación de residuos húmedos y secos. “Se trata de aprovechar todos los recursos que brinda la naturaleza para producir vegetales, evitando así el uso de productos químicos como pesticidas o fertilizantes”.

Cómo armar una huerta en tu casa: llega un taller para aprender a calsificar los residuos orgánicos

Para crear una huerta orgánica en nuestras casas, no es necesario disponer de grandes espacios. Se puede utilizar desde canteros en el suelo hasta huertas verticales, mesas de cultivo de distintos tamaños, cajones o macetas colgantes.

En tanto, Beloqui, integrante de INTA, explicó tres aspectos importantes para el armado del espacio de la huerta en tu casa:

El diseño, en principio hay que delimitar el espacio que quieras utilizar para tu huerta, separar en canteros (se recomienda que tengan un metro cuadrado) teniendo en cuenta que en cada uno vas a plantar una variedad, clavar una estaca en cada esquina y unirlas con hilo, entre cantero y cantero, calcular un camino de mínimo 40 cm.

El agua, a la hora de regar, lo mejor es que no se mojen las hojas. Podes armar un sistema de riego por goteo con una manguera perforada a lo largo del cantero o para superficies chicas, una regadera de flor fina da buenos resultados.

La luz, orientar los canteros donde reciba la luz del sol. En el caso de, las hortalizas con frutos (como el tomate) requieren seis horas de sol, las verduras de hoja tienen suficiente con tres horas de sol directo.

¿Y si hablamos de los beneficios?

Cómo armar una huerta en tu casa: llega un taller para aprender a calsificar los residuos orgánicos

Salud: la huerta orgánica garantiza el acceso a alimentos saludables.

Social: la actividad en la huerta ayuda al desarrollo y a la educación de todos los integrantes de la familia.

Económico: estimula el desarrollo económico local y familiar. Un mini-huerto de 1 m2 puede producir 216 plantas de lechuga o 200 tomates al año.

Ecológico: las huertas orgánicas permiten gestionar el agua de lluvia, reducen las inundaciones y crean suelo sustentable para aumentar la absorción. Al aumentar la masa verde urbana, contribuyen a equilibrar la temperatura, aumentar el oxígeno y mitigar la contaminación ambiental.

Sumate al encuentro

“Además de aprender a armar una huerta y sembrar en un sustrato, vamos a realizar una síntesis de compostaje, técnica que permite generar abono para nuestras hortalizas. El vivo tendrá una duración de 1 hora y al finalizar los participantes podrán realizarme consultas”, finalizó Alfonso Beloqui.

Quienes estén interesados en participar, y aprender, deben sumarse al vivo del sábado 28 de agosto, a través de YouTube/Urbanacr (www.youtube.com/c/Urbanacr/). Parte de estas charlas surgen con la finalidad de motivar a la comunidad en la clasificación de orgánicos y disminuir el impacto de nuestros residuos sobre el ambiente.

¿Qué cosechar y cuánto tardan en crecer?

Rabanitos: tarda 22 días en crecer y estar en óptimas condiciones para su cosecha. Se los puede sembrar en cualquier época del año y los primeros brotes surgen a los tres días de plantado en la tierra. Estas plantas no precisan de mucho espacio, pero sí necesitan sol y proliferan mejor en temperaturas cálidas.

Rúcula: esta planta se la puede cultivar durante todo el año y demora 40 días en estar lista para la cosecha. Necesita sol y no es muy exigente con el suelo, resiste las heladas.

Lechuga: crece muy rápido, demora tan solo un mes en estar lista para la cosecha. La época ideal para sembrarla es en otoño y primavera por lo fresco y templado del ambiente, y es importante que el suelo esté aireado y cuente con buena cantidad de materia orgánica.

Zanahorias baby: a diferencia de las zanahorias convencionales, estas están listas para la cosecha en menos de dos meses, demoran aproximadamente 50 días.

Pepinos: se los pueden cosechar a los 50 días de sembrados. La tierra tiene que ser arenosa, con buena cantidad de materia orgánica y el clima frío.

Zucchini: en 50 días están listos para su consumo, requiere de mucho sol, agua y un sitio ventilado.

Acelga: es un vegetal de la familia de la remolacha, por lo que sus tallos son de variados colores. Soporta temperaturas extremas pero el clima templado es el ideal para que crezca con vigor, requiere de mucha luz solar y está lista para consumir a los 50 días de sembrada.

Cilantro: a los 50 días de sembrado ya estará listo para ser cosechado. Necesita de un clima cálido, semi sombra y la tierra siempre debe estar húmeda.

Remolacha: al igual que la acelga, al mes de haber sido sembrada sus hojas están listas para ser consumidas, mientras que el bulbo lo estará 20 días después. La tierra debe ser suelta, rica en materia orgánica y con buena iluminación.