COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - La Cámara de Comercio de Comodoro Rivadavia propuso un esquema de apertura paulatina de atención al público en la ciudad, a partir de la grave crisis que atraviesa el sector. “Si bien está habilitada la modalidad online o por delivery, las ventas representan menos de un 30 por ciento de lo habitual”, fundamentó Alexis Tojel, secretario de la entidad.

“La capacidad tecnológica de los comercios, para adaptarse a esto que es un proceso muy largo y no se venía haciendo hace que resulte muy difícil aplicar en un par de semanas –explicó el dirigente-. También los hábitos de consumo y cómo está acostumbrada a comprar la gente, por ejemplo si tiene que probarse una prenda, lo hace muy difícil”.

La propuesta presentada al intendente Juan Pablo Luque apunta a establecer un protocolo sanitario para garantizar una atención presencial en determinados rubros comerciales, con una modalidad que llega a la atención al público en forma presencial, de modo similar al que se aplica en almacenes, sin ingreso al local, o ingresando con las precauciones, según el rubro comercial de que se trate.

“Recibimos una respuesta informal y nos dijeron que se está evaluando, que es interesante pero hay cuestiones a seguir discutiendo. Creemos que la semana que viene se puede aumentar la flexibilidad, de todos modos en caso de aprobarse deberá ser evaluado a nivel provincial y nacional”.

En diálogo con Actualidad 2.0, Tojel indicó que la propuesta se impulsa porque los resultados de las ventas online o delivery se ubican en menos de un 30 por ciento de lo normal, “entre un 10 y 25 por ciento en realidad”, según graficó.

Al hablar de los rubros más afectados, detalló que “los rubros que llevan más tiempo cerrados son los que van a seguir en esa condición, como los gimnasios, espectáculos, restaurantes o cines. Es muy complejo por lo que implica la actividad en sí, que por ahora no se está planteando reactivar. Si se quiere evitar el cierre masivo, va a ser necesario que continúen siendo asistidos desde el Estado”.

Pago de salarios y reducción de alquileres

Consultado acerca de negociaciones para reducir salarios en el sector de comercios, el directivo local indicó que si bien hay negociaciones a nivel nacional, entre el gremio y grandes empresas, se discutía una posible reducción salarial de hasta 50 por ciento, aunque no hubo definiciones en ese sentido.

“Por otro lado hay negociaciones internas, sobre todo en los casos en que está la imposibilidad de asistir al lugar de trabajo; en algunos casos se alternan los días de trabajo y esto reduce la actividad laboral, en función de esto se acuerda entre las partes una disminución salarial, pero son acuerdos entre el comercio y los empleados, no es algo general”.

En igual sentido, valoró que “hay entendimiento de los propietarios de locales comerciales, en muy pocos casos hubo flexibilidad para la reducción de los precios de comercio. En general ha sido positiva la respuesta por parte de los propietarios, también avalado por la Cámara Inmobiliaria, que ha entendido esto”.

En cuanto a las reducciones, “es bastante variable, porque en algunos casos puntuales hubo eximiciones totales de alquiler por falta de asistencia al local, pero en general las reducciones han sido de entre 20 y 50 por ciento”.