La llegada del invierno con bajas temperaturas profundizan las campañas de prevención por el peligro de la intoxicación con monóxido de carbono,  por las distintas formas de calefacción hogareña.  

En las últimas horas, una mujer de 33 años, en Caleta Olivia, murió por inhalación de monóxido de carbono. Su esposo y su hija de 15 años fueron encontrados con vida y se encuentran internados. 

Desde desde la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria, el neumonólogo Daniel Buljubasich, reconoció que "siempre el frío nos toma de sorpresa. Es poco frecuente que alguien revise los elementos solo por rutina. Esperamos que anden mal para hacerlos ver. El trabajo es caro y a veces engorroso, cuesta conseguir un gasista en pleno inicio del invierno", sostuvo en diálogo con Telám.

"Calderas, parrilas de carbón, distintos tipos de elementos de cocción, calentadores de agua, chimeneas, generadores portátiles, cocinas a leña, todas son fuentes de intoxicación. La más peligrosa, en todo caso, es la que usemos en condiciones inadecuadas", añadió tras recordar que "Hay alrededor de 1000 intoxicados cada año con un promedio de 200 muertes, cifra que se mantiene estable en los últimos años". 

Se aconseja una vez por año realizar una revisión técnica a través de personal adecuado (gasista matriculado), de los calefactores, estufas, conexiones de gas, válvulas de seguridad etc., asimismo se deben revisar los sistemas de ventilación.

SÍNTOMAS DE INTOXICACIÓN

✔dolor de cabeza

 ✔mareos

✔ dificultad para respirar

Ante la sospecha de intoxicación se debe apagar la estufa y artefactos a gas inmediatamente abriendo puertas y ventanas. Lo recomendable es asistir a una guardia médica para descartar o realizar el tratamiento necesario.

RECOMENDACIONES

🔸Mantener ambientes ventilados y controle el buen funcionamiento de las instalaciones y artefactos de calefacción.

🔸En el caso de los artefactos para calefaccionar a gas la llama debe ser azul y tener salida al exterior.

🔸Nunca dejar un automóvil en marcha en un garaje, incluso con la puerta del garaje abierta.

🔸Nunca hacer funcionar un generador dentro de su casa o garaje, o justo fuera de una ventana, una puerta o un conducto de ventilación que ingrese a su casa.

🔸Nunca usar una parrilla a carbón o parrilla a propano portátil en un lugar cerrado.

🔸Evitar calefaccionar los ambientes con el horno u hornallas de la cocina y controle que estén apagadas antes de dormir.