Las ciudades santacruceñas de El Calafate y Perito Moreno iniciaron este martes las clases con presencialidad administrada, respetando todos los protocoles sanitarios vigentes, el uso de sensores de temperatura y las recomendaciones del Ministerio de Salud de la provincia.

"Las clases se desarrollaron con normalidad en los establecimientos de todos los niveles, tanto en la villa turística como en la localidad de la comarca noroeste", informó el Gobierno de Santa Cruz a través de una comunicación del Consejo Provincial de Educación (CPE).

Alejandra Godoy, directora provincial de Educación Inicial del CPE, explicó que el regreso administrado a las aulas fue organizado con todos los integrantes de la comunidad educativa de ambas comunidades.

“En reuniones previas se les había planteado a los padres cómo iban a asistir sus hijos por burbujas y cómo se va a avanzar progresivamente, iniciando con las salas de 5 años, un solo día los nenes de 4 y en última instancia los nenes de 3 años”, expresó.

La funcionaria aseguró que "todos tenían muy en claro el protocolo" y que pese a ser un día muy frío en El Calafate y que los niños entraban a las primeras burbujas a las 9:00 de la mañana, "todos asistieron felices y contentos".

Godoy añadió que los chicos "conocieron a sus maestras personalmente, trabajaron con las áreas especiales de Música y Educación Física en el gimnasio, ya que van en burbujas de a ocho niños".

"También asistieron los niños incluidos de las escuelas especiales junto con su docente acompañante”, añadió.

La funcionaria destacó que "los chicos incorporaron los cuidados que deben observar, el respeto por los protocolos para moverse dentro de la escuela, e incluso el uso de las cámaras infrarrojas para tomarse la temperatura”.

“Fue gratificante recibir a los pequeños, era un momento esperado, estaban ansiosos y era una expectativa tanto para los papás como para los niños; hubo buena concurrencia de niños en los cuatro jardines, todos se sintieron muy felices de este día”, agregó Godoy.

En Perito Moreno, en tanto, con la misma modalidad de educación combinada iniciaron las clases en la Escuela Provincial de Educación Secundaria N° 5 que cuenta con una matrícula de 398 estudiantes.

El CPE informó que la propuesta implementada consiste en recibir dos veces por semana a grupos reducidos que se denominan “burbuja” conformados por 10 personas en total: 8 estudiantes como máximo y dos docentes.

Estos asistirán al establecimiento, con intermitencia de 15 días los estudiantes de 1º, 2° y 5° Año; y, dos veces por semana los estudiantes de 3º y 4º Año, también con intermitencia de 15 días.

Dentro de los grupos se contempla a los equipos de trabajo escolar: Docentes de espacios curriculares, Equipo de Orientación, Auxiliares, Tutores, Directivos.

"Se prevé que cada grupo permanecerá en la escuela durante 180 minutos en los cuales podrán abordar contenidos de los diferentes campos de conocimiento", concluyó el informe oficial.

Fuente: Télam