COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – El ex director de YPF en representación de Chubut, Jorge Gil, explicó en Actualidad 2.0 que “la incidencia del barril (de petróleo) promedio está en el orden del 63% del costo del producto final (del combustible) puesto en surtidor” y planteó que “no hay ninguna base científica o tecnológica razonable para decir que el precio del combustible en surtidor es el 80% de petróleo. Eso lo desmiento y debatiría con quién fuere para desmitificar esta apreciación”.

Combustibles: el precio del petróleo incide "un 63%"

Ante el planteo acerca de que el precio del petróleo tiene incidencia del 80 y 85% de la estructura total de los precios de combustibles y aún se está por debajo de la evolución de ese precio, el contador Jorge Gil planteó que “no hay una base de determinación. Los costos no son cuestiones de tipo natural que ofrecen a la ley de la física y química sino que se vinculan a decisiones políticas del gobierno, el mercado y las empresas por lo que es variable”.

“Si uno toma los estados contables de YPF, la incidencia del barril promedio está en el orden del 63% del costo del producto final puesto en surtidor. Hay relaciones técnicas entre el barril de petróleo y la cantidad de gasolina que se puede generar y depende de la tecnología de refinanciación”, remarcó.

Remarcó que “en general, del barril del petróleo se sacan entre 70 y 130 litros de combustible, depende del tipo, calidad de petróleo y tecnología del refinado por lo que es un número que hay que sujetarlo a las condiciones”.

Sostuvo que “los costos no son algo natural y pertenecen al ámbito de las ciencias sociales y depende de las políticas económicas que se sigan en cada sector. Se liberó al mercado internacional una economía semicerrada. Actualmente, el precio de la energía puesta en combustible se ha dolarizado, tenemos un insumo de nuestro consumo cotidiano que es el costo de combustibles que está en términos de dólar. Sea para inyectar en nuestro vehículo, forme parte del transporte o logística de los productos que consumimos”.

https://twitter.com/EleYrrazabal/status/1059497112717721600

“Se dolarizó un insumo que tiene un multiplicador fuerte; no hay nadie que no pague combustible. La persona más pobre de Argentina estaría pagando un fuerte porcentaje de su ingreso en concepto de combustibles dolarizados dado el precio de mercado que este gobierno abrió al mercado internacional”, remarcó.

Consideró que “son esquemas de políticas económicas basadas en las prioridades. La prioridad es la rentabilidad de las empresas que tienen que girar los fondos. Así es como funciona el sistema. No le pidamos peras al olmo”, disparó.

“Este Estado va a decirle que reinan lo que puedan o exporten porque lo harán al mismo precio que al que colocan al mercado interno. Y si no pueden vender en el mercado interno, exporten. Por eso, las petroleras de la zona están contentas porque venden al mercado internacional al mismo precio que el mercado interno", manifestó.

Gil remarcó que “el mercado interno tiene que pagar los costos internacionales pero a precios del mercado interno. La única manera de atemperar el impacto es con una intervención distinta. Me tocó participar en el tema de las políticas aplicadas a los aumentos de combustible y luchamos para que no haya aumento y ver de qué manera reducir el impacto de las empresas para ir minusvalidando la tasa interna de retorno para permitir un precio de venta de combustible acorde en comparación con el salario de los trabajadores” de modo que “se han internacionalizado los precios pero no los salarios”.