BRASIL - De acuerdo con el último boletín del Ministerio de Salud, con 1.232 muertes y 56.873 nuevos contagios en las últimas 24 horas, Brasil roza los 229.000 fallecimientos y los 9,4 millones de casos desde el inicio de la pandemia. El gigante latinoamericano acumula 9.396.293 contagios desde que registró el primer caso de la enfermedad el 26 de febrero de 2020 y 228.895 muertes desde que contabilizó la primera víctima el 12 de marzo del año pasado.

Los datos confirman a Brasil como uno de los epicentros globales de la pandemia y como el segundo país con más muertes por COVID en el mundo después de Estados Unidos y el tercero con más casos después de la nación norteamericana e India.

El país, que enfrenta una segunda ola de la pandemia sin haber superado la primera y desde el 25 de enero registra un promedio diario de más de 1.000 muertes por día, acumuló tres días seguidos con el número de víctimas por encima de las 1.200: 1.210 el martes, 1.254 el miércoles y 1.232 el jueves.

 

El promedio de muertes en los últimos 14 días se ubicó este jueves en 1.050 diarias, con un crecimiento del 7,80 % frente a la media de hace dos semanas (974 óbitos diarios el 21 de enero) y un salto del 58,61 % en comparación con la de hace un mes (662 óbitos diarios el 4 de enero).

El país también encadenó tres días con más de 54.000 contagios diarios, con lo que el promedio de casos se ubicó este jueves en 49.920 diarios, lo que equivale a un aumento del 42,59 % con respecto a la media de hace un mes (35.010 contagios diarios el 4 de enero).

De acuerdo con el Ministerio, 8,3 millones de personas que contrajeron la enfermedad ya se recuperaron, lo que equivale al 88,2 % de los contagiados, y 875.735 continúan bajo observación médica, que representan el 9,3 %.

Estos datos indican que la tasa de mortalidad de la enfermedad en Brasil es del 2,5 % de los contagiados y que el índice de óbitos es de 109 por cada 100.000 habitantes y el de casos de 4.471 por cada 100.000 habitantes.

Colapso sanitario en Amazonas

El Ministerio de Salud informó que ya ha trasladado fuera del estado de Amazonas a 506 pacientes con coronavirus debido al colapso del sistema hospitalario.

Los pacientes han sido trasladados por la Fuerza Aérea Brasileña a otros estados con menor carga sanitaria que Amazonas, donde además de la falta de camas, se carece de oxígeno.

 

En concreto, este jueves 34 enfermos han partido para Belém, capital del estado de Pará, y Río de Janeiro, y el objetivo del Gobierno es acelerar la evacuación hasta llegar a los 1.500 pacientes, lo que permitiría tener espacio en los centros hospitalarios. Para ello, están negociando con una empresa aérea privada que podría trasladar hasta 80 pacientes en cada trayecto.