COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Comienza el proceso en el cual se investigará la denuncia por "asociación ilícita e incumplimiento de los deberes de funcionario público" que se le seguirá al exdelegado local del Instituto Provincial de la Vivienda, Abel Reyna, y que -en distinta medida- involucra a otros siete empleados. Se investigará si se aprovecharon de la situación de necesidad de las familias que se acercaban a solicitar una vivienda y para pedir el pago de coimas y asi asegurarles el acceso a una unidad habitacional. La fecha fijada para el inicio del proceso de investigación es el próximo 26 de mayo.

El escándalo explotó el septiembre del 2014 cuando el propio titular del Instituto Provincial de la Vivienda y Desarrollo Urbano, Ricardo Trovant, denunció "maniobras fraudulentas" en la entrega de viviendas en Ciudadela y separó de su cargo al por entonces jefe de la delegación local, Abel Reyna, que habría actuado con la anuencia y conocimiento de otros empleados.