El docente de Meteorología y Climatología Walter Maza precisó en diálogo con ADNSUR que esta semana el centro de la Argentina registró las temperaturas más elevadas del mundo, con registros que oscilaron entre 35 y 42 grados, con un efecto residual que se reflejó en Comodoro y la región, en torno a los 30 grados. Por otro lado, se mantiene la proyección de alta temperatura y escasez de lluvias para los comodorenses, para el período enero a marzo.

“Entre los días 12 y 14 de enero de 2022, le previsión meteorológica a nivel global muestra que las temperaturas máximas del centro y norte de Argentina, serían las más altas del planeta”, advirtió el profesor Maza, advirtiendo que esto se sentirá todavía durante la jornada del jueves, con una máxima que rondaría los 42 grados.

Buenos Aires, Córdoba, Catamarca o La Rioja fueron algunas de las provincias más afectadas por la ola de calor de los últimos días, provocando múltiples inconvenientes, particularmente en la ciudad de Buenos Aires, a partir de los cortes electricidad producto del exceso del consumo en equipos de frío.

“El fenómeno se debe a que las condiciones meteorológicas del centro y norte del país son de aire estable y prevalecen, en niveles medios de la atmósfera, una zona de alta presión –detalló Maza-. Eso motiva estabilidad del aire y que no haya presencia de nubes, o con nubes blanquecinas altas, con circulación aire del sector norte, lo que provoca un elevado ingreso de radiación solar, lo que llevó al aumento de temperaturas durante casi una semana”.

Clima en Comodoro: proyectan altas temperaturas y poca lluvia hasta marzo

 El docente universitario local explicó que se trata de un evento esperable para la época del año, ya que en un registro de temperaturas desde el año 1961 se contabilizan 29 olas de calor durante el mes de enero de cada año.

Parte de esto se reflejó, más levemente y en forma residual, en Comodoro Rivadavia, donde se registraron temperaturas que oscilaron entre los 29 y 30 grados “o un poco más en el interior de la provincia”. De todos modos, en la ciudad comenzará a descender la temperatura desde este viernes, con 23 grados previstos para el sábado y 17 para el domingo.

Maza indicó además que las proyecciones climáticas para la región mantienen la perspectiva de una temperatura promedio 1 grado por encima de lo normal, para el período enero-marzo, con precipitaciones más escasas de lo habitual, a partir de la persistencia del fenómeno de La Niña, “lo que favorece la situación de sequías”.

Finalmente, el especialista advirtió que el año 2021 ha concluido con un promedio de entre 1 y 2 grados por encima de lo normal, en el promedio de todo el país, en comparación al registro que abarca desde 1960 hasta el presente, lo que se inscribe en el fenómeno del cambio climático.

En el mapa elaborado por el profesor Maza se observan en rojo las zonas del planeta con las temperaturas más elevadas, con la proyección realizada para este jueves 14 de enero.   

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!