COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El paladar argentino es típicamente carnívoro. No solamente porque está inscripto en nuestro ADN que la palabra "domingo" va unida a "asadito", sino porque nuestras costumbres gastronómicas hacen que "nos falte algo" cuando en algún plato suele estar ausente la carne. Acá te presentamos cinco recetas fáciles y económicas para que darse un gusto no se vaya de presupuesto.

Cinco recetas fáciles y económicas con carne vacuna

Más allá de la receta que sigamos o de los secretos de cocción que nos confíen los expertos, lo principal es contar con carne de buena calidad. Sin eso nuestro plato está condenado al fracaso. Y "calidad" no necesariamente es sinónimo de "caro", muchas veces podemos optar por buena carne a precios más que convenientes. Hasta el 16 de noviembre, en Meating, hay doce cortes de carne de vaca a precios especiales, y las ofertas son válidas tanto para la sucursal de Rada Tilly como para la ubicada sobre Ruta 3 (a metros de Avda.Roca). Y ya están funcionando en horario de verano, de lunes a sábado de 9:30 a 20:30.

Los expertos de la carne de Meating proponen recetas fáciles y secretos infalibles para lucirse con cuadrada, paleta, osobuco, corte americano y tapa de asado.

Cinco recetas fáciles y económicas con carne vacuna

Cuadrada

Junto con la nalga y la bola de lomo, la cuadrada es el corte por excelencia para las milanesas. Y quién se resiste a una buena milanesa! Es la reina indiscutida de las comidas familiares y permite que se la engalane con salsas o jamón y queso. Además, es excelente compañera de lo que tengamos en la heladera, una suculenta guarnición de papas fritas y huevo frito, o algo más liviano como una ensalada de lechuga y tomate.

Pareciera que un plato tan cotidiano no tiene demasiados secretos. Sin embargo, hay algunas claves para que las milanesas sean más sabrosas, como marinar la carne con el huevo sazonado un par de horas en la heladera, o tips para lograr el rebozado perfecto, crujiente y sequito:

El orden del empanado. El primer paso es sazonar por ambas caras la carne, después la pasamos por la harina y luego por el huevo batido, antes de rebozarlo con pan rallado. Si las vamos a freír, el aceite tiene que estar bien caliente antes de poner las milanesas. Cocinarlas bien: la carne continúa echando jugos después de freírla y eso hace que el rebozado se reblandezca y se deshaga. Para evitarlo hay que sacar la milanesa cuando esté bien hecha. ¿Cómo saberlo? Una buena señal es cuando deja de burbujear.

Cinco recetas fáciles y económicas con carne vacuna

Osobuco

Es un corte muy sabroso, que queda muy bien en estofados y guisos. Pero no hay por qué reservarlo sólo para platos de invierno. Preparado en salsa, va muy bien con las pastas que podemos servir durante todo el año.

Osobuco 4 rodajas

Harina 2 cdas

Cebolla 4 cdas

Zanahoria 1

Morrón 1

Tomate triturado 1 botella

Vino tinto 1 vaso

Ajo 1 cabeza

Laurel 2 hojas

Pasar las rodajas de osobuco por un poco de harina. Poner en una olla un poco de aceite y una vez que esté caliente poner las rodajas de carne y dorar por los dos lados.

Retirarlas una vez doradas y agregar la cebolla cortada en octavos, el ajo y el laurel. Una vez caliente y dorado, agregar el vino tinto. Cuando el alcohol se haya evaporado, incorporar el tomate y la carne dorada. Dejar cocinar a fuego bajo por dos horas aproximadamente.

Corte Americano

Si el día se presta, no hay argentino que no piense en “tirar algo a la parrilla”. Más allá de los tradicionales asado de tira, vacío, y los consabidos choris, el corte americano es una pieza de carne que va ganando popularidad por varias razones: es económico, rápido de asar, y su diferencia de espesor permite sacar -simultáneamente- trozos en distintos puntos de cocción para dejar felices a los más variados comensales.

Además, por su facilidad de cocción es el corte ideal para quienes aún no se animaron a asar a la parrilla. Para ellos, algunos consejos de los maestros asadores:

¿Cómo comprobamos el nivel de calor de la parrilla?

El calor de las brasas se comprueba con la palma de la mano sobre la parrilla, a la altura estimada en la que se colocará la carne. Si se puede contar entre 1 y 2 segundos, el calor es fuerte, intenso. Si la mano soporta entre 3 y 4 segundos, el calor es medio, moderado. Si la mano aguanta entre 5 y 7 segundos sobre la parrilla, el nivel de calor es bajo, suave. Para reducir el nivel de calor hay que desparramar las brasas o retirar una parte.

Tapa de asado

Si prender unas brasas no es opción, podemos encender el horno y disfrutar de una rica carne asada. Con papas cortadas en cuña espolvoreadas con pimentón, queda bárbara. Y la tapa de asado es un corte que va muy bien al horno, si uno respeta sus secretos. No es un corte para apurados, porque requiere algo de anticipación cocinarla para que quede bien tierna. En principio, tiene que pasar al menos dos horas en el horno. Por lo menos. Y marinarla, para que te lleves todos los aplausos

Cinco recetas fáciles y económicas con carne vacuna

Seguí estas claves para que la tapa de asado salga tierna:

Para la marinada: 2 cdas. de perejil picado, 2 dientes de ajo picados, 1 cda. de pimentón o ají molido (si te gusta picante), 1 cda. de orégano, 1/2 vaso de aceite de oliva, 3 cdas. de de vinagre

Paleta

Pero si la anticipación y la paciencia no es lo tuyo, o el hambre de los comensales exige rapidez, los churrasquitos siempre son una buena opción que saca de apuros a más de uno.

Para agregarle algo más de emoción al típico “vuelta y vuelta”, probá marianar los bifecitos de paleta unos 5 minutos en aceite de oliva con ajo fileteado, una cucharada de orégano, sal y pimienta. Y ahí si, 2 ó 3 minutitos de cada lado, en una sartén grande a fuego fuerte.