El descubrimiento de un cráneo humano nunca antes visto provocó desconcierto en la comunidad científica, y ahora se cree que el ser humano actual tuvo un antepasado hasta ahora desconocido: el "Hombre Dragón".

El hallazgo fue realizado en el noroeste de China, y se trataría de un resto fósil del predecesor más reciente al Homo sapiens.

Según los primeros reportes el cráneo fue descubierto en la provincia de Heilongjiang, en un pozo donde habría estado oculto desde hace más de 85 años con la intención de, en su momento, protegerlo del ejército japones.

"En nuestros análisis, el grupo de Harbin está más estrechamente vinculado al H. sapiens que los neandertales, es decir, Harbin compartió un ancestro común más reciente con nosotros que los neandertales", dijo a la AFP el coautor del estudio sobre la reciente aparición, Chris Stringer, del Museo de Historia Natural de Londres.

"Si se consideran especies distintas, entonces ésta es nuestra especie hermana [más estrechamente relacionada]"., agregó.

En ese sentido, en la investigación publicada en tres artículos en la revista The Innovation se especifica que el fósil data de al menos 146.000 años, lo que lo sitúa en el Pleistoceno medio.

"Aunque muestra rasgos humanos arcaicos típicos, el cráneo de Harbin presenta una combinación en mosaico de caracteres primitivos y derivados que lo diferencian de todas las demás especies de Homo nombradas anteriormente", agregó al respecto uno de los coautores del estudio.

Además, se detalló que el cráneo podría contener un cerebro de tamaño comparable al de los humanos modernos, pero con cuencas oculares más grandes, crestas de cejas gruesas, una boca ancha y dientes de gran tamaño.

"Estos sugieren que Harbin y algunos otros fósiles de China forman un tercer linaje de humanos posteriores junto a los neandertales y el H. sapiens", explicó Stringer respecto a la morfología de los restos

"Establece un tercer linaje humano en Asia Oriental con su propia historia evolutiva y muestra lo importante que fue la región para la evolución humana", dijo Stringer, cerró.