BUENOS AIRES (ADNSUR) -  El Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC)  dio a conocer un nuevo informe sobre el Índice de Transparencia Presupuestaria Provincial (ITPP) con respecto al año 2020. Allí figuran  la información presupuestaria y fiscal que las provincias publican en sus páginas web oficiales.

La calificación de transparencia disminuyó en las 24 provincias de un  7,8 en 2019 a 7,2 en 2020, la puntuación más baja desde 2017. Asimismo, fueron 12 las provincias que sufrieron un retroceso en su puntaje y que  básicamente estuvo relacionado a la falta de publicación de documentos claves, como son el presupuesto plurianual, las ejecuciones de gastos, cuentas de inversión y apertura de tributos recaudados, entre otros. 

Las  cinco provincias argentinas con más bajo puntaje estuvieron encabezadas: en primer lugar por Corrientes con 1,60, en segundo por  San Luis  con 3,85, en tercer puesto  Chubut se ubico con 4 puntos, en cuarto Santiago del Estero con 4,15 y finalmente, en el quinto lugar  Buenos Aires con 5,85. En tanto, Santa Fe y Entre Ríos lograron los puntajes más altos con  10 puntos totales del índice. En el top cinco se ubicaron también Córdoba (con 9,90 puntos), Neuquén (9,50) y la ciudad de Buenos Aires (9,40).

Según el informe, un factor que podría haber condicionado este descenso de la transparencia podría estar en que 7 de las 11 provincias que cambiaron sus gobernaciones tuvieron una caída en el desempeño de su puntuación (64%). Mientras tanto, cinco de las 13 provincias que mantuvieron sus gobernaciones (38%) tuvieron un menor puntaje que en 2019, según publica Infobae. 

Ranking de transparencia. Foto: CIPPEC
Ranking de transparencia. Foto: CIPPEC

Asimismo, otro factor que podría haber afectado la rendición de las provincias fue relacionado a la  situación por la pandemia  de coronavirus que cambió las prioridades de los gobiernos provinciales durante el año pasado. "Sería razonable suponer que la calidad de la gestión estatal provincial se viese afectada por la pandemia, pero no alcanza para ser una razón válida para disminuir la rendición de cuentas de los gobiernos. De hecho, la situación excepcional requiere incluso mayores niveles de rendición de cuentas”,  cuestionó  finalmente  Santiago Lacroix Eussler desde CIPPEC sobre los resultados obtenidos en el último relevamiento.