CHUBUT (ADNSUR) -  El Presidente Alberto Fernández propuso ayer a los gobernadores del país durante una reunión online, restringir la circulación entre las 23 y 6 de la mañana en el marco de una serie de medidas en busca de reducir la circulación del coronavirus.

Este jueves a la mañana, el vicegobernador del Chubut, Ricardo Sastre, confirmó que la provincia adherirá a dichas medidas, entre ellas, la restricción horario para circular en horario nocturno:   "Vamos a adherir seguramente en su totalidad a las medidas que adopte el gobierno central", dijo a Radio Chubut.

 En este marco, Sastre explicó que el decreto se estará emitiendo en el día de hoy y que a partir de su publicación, recién se tendrá mayor conocimiento sobre las medidas. No obstante, anticipó que " seguramente va a haber un control más estricto de la circulación entre  provincias tanto transporte terrestre como aéreo y seguramente una restricción horaria en el horario nocturno".

Sobre el "toque de queda sanitario", Sastre señaló que "el horario bien no lo tenemos aún establecido porque lo vamos a tener cuando esté el decreto, pero seguramente solo podrán circular los trabajadores esenciales". Asimismo, dijo que el fin del mismo, será evitar las fiestas que se han venido dando de forma clandestina con contagios de jóvenes y cuyas consecuencias "hoy se esta viendo en los adultos mayores" .

Finalmente, el vicegobernador sostuvo que es una cuestión de conciencia donde tenemos que "priorizar la salud de todos" y en ese marco, destacó que seamos uno de los ocho países en el mundo donde ya se está vacunando a la población contra el coronavirus.

LAS PROPUESTAS DE NACIÓN

El Presidente propuso limitar la nocturnidad, acotar viajes al exterior, exigir test PCR en el momento en que alguien llega a cualquier provincia por vía aérea, sobre todo de destinos donde hay mayor número de casos de Covid-19. 

Entre las propuestas también se mencionó la necesidad de acotar a 10 el número de personas en reuniones sociales y restringir nuevamente el uso de transporte público a trabajadores esenciales, teniendo en cuenta la necesidad de no paralizar la economía ni frustrar la actividad turística reactivada recientemente.