Una adolescente de 14 años no pudo ingresar a la escuela  por presentarse con medias largas, que tenían los colores del orgullo Gay. Su mamá debió retirarla del establecimiento educativo, pero cuestionó públicamente que la tuvieron parada más de una hora sin poder ingresar. "Mi hija no se puede educar por ir vestida como fue", sostuvo.

Melany cursa el tercer año de secundaria en la Escuela 172 de Trelew y nunca pensó que su forma de vestir le impediría poder ingresar a cursar.  La adolescente contó que inmediatamente ingresó a la escuela el portero le negó el ingreso. Llamó a la preceptora por la ropa que traía puesta y posteriormente intervino la vicedirectora.

 "Me dijeron que no podía ir vestida así, que tenía que ir o con jean o buzo", y cuestionó la actitud  porque "en un momento había una chica con un pantalón lleno de roturas y hasta se podría decir que estaba mostrando más que yo, si ese era el inconveniente, y no le dijeron nada".

Y agregó que fue un momento difícil que la hizo sentir mal porque  "incluso pedí permiso para ir al baño y me tuvieron como 8 minutos para ver si me daban siquiera ese permiso. La vicedirectora me dijo, ‘decile a tu mamá que te traiga un pantalón".

"Me hubieran llamado, pero no hacerle pasar vergüenza delante de todos", dijo la mamá de la alumna.
"Me hubieran llamado, pero no hacerle pasar vergüenza delante de todos", dijo la mamá de la alumna.

La madre , Aramalis Aramburú, contó a Diario Chubut que su hija estuvo parada casi  una hora sin poder ingresar, "hasta que yo llegué, me avisó ella, ni siquiera la escuela, donde me dijeron que no puede ir escotada, de mini o sandalia". Y cuestionó la medida adoptada porque "no es para que le hagan esto, le hubieran llamado la atención".

"Me hubieran llamado, pero no hacerle pasar vergüenza delante de todos", dijo sobre la situación en que quedó su hija parada en el ingreso y sin entrar a cursar con sus compañeros.

La mujer contó que su hija fue con esos colores " por ser el día que es hoy (Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia), además de un pantalón corto y buzo,  la tenían parada al costado de la escuela, en el interior, pero en la entrada, sin permitírsele entra al aula", aclaró.