Las familias de los niños que asisten a  escuelas rurales en la zona cercana a Cushamen, reclaman por el regreso del transporte escolar para que los niños puedan ir a estudiar. “Hay muchos nenes que van caminando, otros a caballo y otros que hacen dedo”, contó una madre sobre la situación de 13 niños de la Escuela 60 en Ranquil Huao.

Yanina Colpi contó que “como padres estamos necesitando que puedan habilitar los transportes o que alguien ponga un transporte para niños. Hay muchos nenes que van caminando, otros a caballo y otros que hacen dedo”. 

 La comunidad de Ranquil Huao está a 30 kilómetros de Cushamen.  Había un transporte durante el año pasado pero por falta de pago dejó de prestar el servicio.  El pago depende del Ministerio de Educación del Chubut, relató Yanina a los micrófonos de Cadena Tiempo.

“Hay chicos que están a 5, otros a 3 y los de la cordillera están a 12 kilómetros. A veces los van a dejar pero después tienen que volver caminando. Hay un nene que está en la ruta 4 que está a 22 kilómetros que hace dedo para poder ir

La mujer contó que elevaron notas y difundieron la situación en redes sociales “para que nos den una solución” ante la difícil situación donde los niños no tienen acceso a internet y deben salir caminando pese a las bajas temperaturas para tener educación.

-42.2516199,-70.9261266

Los alumnos van dos o tres veces por semana si pueden llegar o sino le van a dar la educación a sus casas, pero eso depende de la disponibilidad de las docentes quienes  "hacen lo posible para que los niños tengan sus actividades en la casa"

Finalmente, la mamá contó que otras escuelas también dependen del transporte escolar que desde el año pasado dejó de funcionar y por lo que los niños deben llegar por sus propios medios a la escuela.