ARGENTINA (ADNSUR) - China no enviará los 1.500 respiradores que había pedido la Argentina y ahora el Gobierno apostará fuertemente a la producción nacional para cubrir ese bache en una carrera contra el reloj en el avance de la pandemia. La extensión de la cuarentena obligatoria anunciada por el presidente Alberto Fernández ayudará a ganar tiempo preciado para conseguir los insumos necesarios para mitigar el virus por una cuestión gravitante, confirmó el portal Infobae

La Argentina cuenta hoy con unos 700 respiradores para atender a enfermos graves de COVID-19, pero los epidemiólogos creen que se necesitarán al menos 3.000 aparatos para atender un pico de contagios. La administración china de Xi Jinping sólo se comprometió a enviar 300 respiradores de Shangai que se sumarán a los 40 que ya se entregaron. Pero el país asiático no podrá ofrecer los 1.500 equipos que había pedido el presidente Alberto Fernández porque no cuenta con esa capacidad de respuesta.

El Gobierno enviará un total de ocho vuelos a China para traer insumos sanitarios. El primer vuelo trajo 100 toneladas de insumos médicos, entre barbijos, guantes y trajes de protección. Pero no hubo respiradores en esos vuelos. Ya fueron tres viajes que hizo Aerolíneas Argentinas a China, hay otro vuelo en camino y cuatro más están previstos con destino a Shangai para el 30 de abril y los días 6, 8 y 11 de mayo, según dijeron fuentes de la Cancillería.

Por otro lado, en la Argentina hay al menos tres empresas que fabrican estos respiradores y el Gobierno confía en que a mediados de mayo contará con la cantidad requerida para afrontar una pandemia en ascenso. Se hará una compra global de los 2.100 respiradores de industria nacional que faltarán para completar los 3.000 aparatos previstos. Y la compra se hará de manera directa sin pasar por licitación alguna según aseveraron en la Casa Rosada.