RAWSON (ADNSUR) - El Gobierno de la Provincia, a través de la Secretaría de Bosques y la Dirección General de Defensa Civil, impulsa el operativo de vigilancia aérea del área en la que cayeron rayos este fin de semana en el marco de una tormenta eléctrica.

Con el apoyo del Servicio Meteorológico mediante el Servicio Nacional de Manejo del Fuego, la Dirección Provincial de Aeronáutica y pilotos particulares de Cholila y Trevelin, se sobrevuela la jurisdicción donde se registró la caída de 900 rayos para detectar focos.

Los mismos pueden manifestarse muchos días después de la tormenta cuando las condiciones ambientales son propicias para que el material incandescente se transforme en fuego, como ocurrió en 2015 cuando ocurrieron grandes incendios forestales en la región.

Esta semana factores meteorológicos como temperaturas muy altas y baja humedad en la vegetación generarán ese tipo de condiciones.

Metodología

Personal técnico de la Secretaría elaboró la cartografía que da cuenta de puntos calientes y  rayos caídos en la jurisdicción en base a información satelital y del Servicio Meteorológico Nacional.

Con ello se hicieron mapas de vuelo que abarcan la zona norte y centro de la jurisdicción. Los pilotos particulares Daniel Wegrzyn, de Cholila, y Ezequiel Parodi, de Trevelin, junto con personal de la institución, empezaron ayer a hacer el monitoreo que continuarán realizando hasta el próximo fin de semana.