CAPITAL FEDERAL - Este lunes los bancos abrieron sus puertas para recibir al público general, además de atender a jubilados, pensionados y beneficiarios de asiganciones sociales. Aunque la jornada fue satisfactoria, se detectaron algunas "avivadas" entre quienes solicitaron los turnos bancarios.

Según indica Cronista, en algunos bancos el ausentismo alcanzó el 20% y en otros el 40%, es decir que hasta 40 personas de cada 100 que pidió un turno y se le fue asignado, no asistió a la cita.

La razón de este ausentismo fue descubierto por los mismos empleados de las sucursales cuando se comunicaron con los clientes que no aparecieron en los bancos: sólo habían sacado el turno para usarlo como comprobante válido para circular.

Desde una de las principales entidades del país comentaron que "eso estuvo pasando; como también hubo gente que trató de que los atiendan por caja, algo que no se puede, o de colarse sin turno o de venir hoy, en lugar del día que corresponde".

Los bancos esperan atender alrededor de 100 clientes por día. En función de la zona o de la cartera de cada uno, serán un poco más o un poco menos. No obstante, todos saben para qué debe ir cada cliente, porque en cada caso se chequeó si podría solucionarlo por los canales automáticos; hasta un 50% de los turnos pedidos fueron rechazados. Incluso, algunos bancos esperaban a los clientes con el trámite iniciado, para acelerar la operatoria.

Sin embargo, este comportamiento de los clientes que utilizan el sistema como excusa para "zafar" del encierro y tomar aire podría poner en peligro la continuidad de la mecánica. Las autoridades apuntan que el buen uso de esta flexibilización del sistema financiero es fundamental para que los bancos sigan abiertos más allá de este viernes.

Fuente: Cronista