El Presidente Alberto Fernández encabezó este martes el acto en el que se sortearon más de 71.000 créditos para la refacción y construcción de viviendas en todo el país. "Argentina empieza a moverse y se vuelve a recrear el empleo", indicó. 

“Es una buena noticia que varios argentinos tengan la posibilidad de acceder a la casa propia a créditos a tasa cero. Vamos a seguir dando estos préstamos a medida que consigamos tierras en los municipios y en las provincias”, remarcó.

Esta nueva línea Casa Propia brinda en total 65.000 créditos personales a tasa cero para la compra de materiales y contratación de mano de obra, y otros 22.000 créditos hipotecarios para la construcción de vivienda nueva de hasta 60 metros cuadrados de superficie en lote propio.

El presidente Alberto Fernández manifestó sentirse “muy contento” y “satisfecho” al observar que Argentina “empieza moverse y poco a poco se vuelve a recrear el mundo del empleo y la producción, en medio de una pandemia”.

Fue tras participar en el Banco Hipotecario del acto de sorteo de la nueva línea Créditos Casa Propia para refacción y construcción de viviendas, junto al ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi.

“Hoy fue un día triste con las noticias que tuvimos sobre el aumento de los casos. Pero tuvimos esta alegría de la puesta en marcha de los créditos hipotecarios a tasa cero y vi la reactivación de la producción durante una visita a Misiones”, señaló el mandatario.

Nueva línea de crédito

Para las diferentes líneas de crédito están inscriptas 121.700 personas, para un cupo de 71.277 créditos a sortear entre participantes anotados en distintas provincias.

Según informó el ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat, el plan Casa Propia comprende dos líneas de crédito: una para la refacción de viviendas, a su vez con dos montos diferentes, destinada a terminaciones, reemplazos o solución a problemas de la unidad habitacional.

Los montos a adjudicar en estos casos llegan hasta 100.000 pesos, en la que hay un cupo de 12.877, con un presupuesto de 1.287.700.000 pesos, y de hasta 240.000 pesos, que contempla otorgar 36.400 beneficios con una inversión oficial de 8.736.000.000 pesos.

La restante línea de crédito, con una cifra total de 88.000 millones de pesos, está destinada a la construcción de viviendas nuevas de hasta 60 metros cuadrados de superficie en lote propio, y prevé un cupo de 22.000 beneficios hipotecarios, a sortear entre 43.116 inscriptos.

A través de Casa Propia, el ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat se propone generar 264 mil soluciones habitacionales para todo el país, en un plazo de tres años, y que contempla atender las distintas demandas incorporando tecnología, criterios forestales y con respeto a las características de cada población y sus territorios, señala la información.

Estos créditos hipotecarios dejan de lado el esquema de actualización UVA, el cual estaba indexado por la inflación, y se aplica el coeficiente Hog.Ar, que sigue la variación de los salarios (Coeficiente de Variación Salarial-CVS) publicado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), lo cual promueve la estabilidad entre las cuotas a pagar y los ingresos hasta concluir la obligación.