COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El gerente de Recursos Hídricos de la SCPL, Adolfo Carrizo, dijo durante una entrevista exclusiva con el canal de ADNSUR que se hará el máximo esfuerzo para que el servicio de distribución de agua se interrumpa lo menos posible en la temporada de verano, que comenzó este miércoles con la salvedad de que, por haberse preservado un buen nivel de reservas, no fue necesario el corte programado.

“Estamos en un 100% de funcionamiento de los acuíferos” y “se redujeron las pérdidas de agua por roturas, que se reparan en un máximo de 48 horas” fueron algunos de los indicadores sobre los que fundó un panorama de moderado optimismo para un verano que se anticipa caluroso y seco. ¿Cómo se hará la instalación de micro medidores de agua?

“Vamos a tratar de que el corte y llenado se dé dentro de las mismas 24 horas de reposición de reservas, reduciendo las horas de faltantes de agua –anticipó Carrizo-, aunque hay lugares como zonas altas, que ya sabemos que por la topografía puede faltar un poco más”.

Para reducir las horas de espera posteriores al corte, detalló que se hicieron inversiones para reemplazo de válvulas reguladoras de presión, con un plan de mantenimiento que comenzó en el año 2016, con una inversión cercana a los 2 millones de pesos en esos reemplazos, que además requieren de algunos insumos importados.

Carrizo ponderó también los trabajos realizados para optimizar el funcionamiento de los acuíferos cercanos a la ciudad, con alrededor de 420 metros cúbicos por hora de caudal, que complementan el volumen de agua que se traslada por el sistema acueducto desde el lago Musters, de alrededor de 4.800 metros cúbicos por hora.

A esto le sumó el aporte del acuífero la Corona, que abastece específicamente al barrio de Astra, pero además detalló que el año pasado se contaba con poco más de la mitad del caudal aportado por los acuíferos.

“La municipalidad hizo un aporte de dinero que nos permitió aumentar el caudal de los acuíferos, en un trabajo en el que nosotros participamos y se pudo lograr esta mejora”, valoró.

La reducción de pérdidas de agua

Carrizo fue consultado por las pérdidas de agua por roturas de cañerías internas en la ciudad, ya que años atrás se reconoció desde la conducción de la entidad que se perdía un 20 por ciento del caudal, lo que equivale a 900 cúbicos por hora, habiéndose reducido posteriormente a 250 cúbicos hora, lo cual seguía resultando una pérdida importante, ya que equivale a 250.000 litros de agua por hora, o 6 millones de litros en un día.

“Nosotros en la parte baja del barrio Newbery, que estábamos con 15 ó 20 reparaciones en un semestre, hicimos un cambio de distribución en el lugar y de marzo a la fecha no tuvimos averías –expresó-. Eso hizo bajar las pérdidas a entre 1 y 5 por ciento. Perder 900 cúbicos o 200 cúbicos por hora es una locura. Podemos perder entre 90 y 50 cúbicos por hora, igual es mucha cantidad, pero no creo que estemos por encimad de esos valores. Hoy los reclamos los estamos resolviendo en 48 horas, como mucho, para reparar las pérdidas”.