El senador nacional Carlos Reutemann, permanece internado desde el domingo en un sanatorio privado de la ciudad de Santa Fe, y debió ser trasladado en las últimas horas a una sala de terapia intensiva debido a que el cuadro inicial de deshidratación se agravó con unas líneas de fiebre.

El dos veces gobernador de la provincia de Santa Fe viene sufriendo problemas de anemia y deshidratación, y este martes por la tarde, cuando todavía estaba internado en una sala común, el Sanatorio Santa Fe había informado que su estado era "reservado", indicó Télam.

El doctor Sebastián del Pazo, coordinador del departamento Clínico del centro asistencial, indicó que Reutemann permanecía internado en el sector de cuidados comunes "recibiendo tratamiento de soporte nutricional que se agrega al tratamiento de la anemia que aún no está resuelta y de sus patologías preexistentes".

"Su pronóstico es reservado y se continúan realizando estudios diagnósticos", añadía el parte, que cerraba recordando que "dada la situación sanitaria" las visitas a todos los pacientes "se encuentran limitadas al máximo".