Un hecho sorprendente ocurrió en las últimos horas en Bangladesh, luego de que las autoridades descubrieran por accidente a una especie de cocodrilo que se creía extinta.

Todo ocurrió a raíz de la aparición del animal, de 2,3 metros y de entre 10 a 12 años, en un pueblo del distrito de Faridpur, en el centro del país, que despertó la curiosidad de cerca de 15000 personas que se movilizaron, pese a la pandeima, para contemplarlo en las aguas del afluente del río Ganges.

Para evitar la circulación de personas y proteger tanto a los vecinos como al reptil, las autoridades decidieron capturarlo para enviarlo a un zoológico local.

Sin embargo, tras una investigación se determinó que se trata de un crocodylus palustris, considerado como "extinguido" en Bangladesh por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN, en inglés), el cual había sido registrado por última vez en el país hace ya medio siglo.

Se cree que este animal habría llegado al país a través del río Ganges, de 2.500 kilómetros, y que entra en el territorio desde la India.

La especie, cabe destacar, sigue presente en la India, Irán, Nepal, Pakistán y en Sri Lanka, y su población mundial está estimada entre 5.400 y 7.100 individuos, según los investigadores.