CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Durante la pandemia por coronavirus, los animales y la naturaleza se ven beneficiados debido a que la acción del hombre no genera perjuicios. En ese contexto, hay un mayor número de casos de animales que vuelven a sus antiguos hábitats o regresan a realizar actividades ante la tranquilidad por la ausencia del ser humano. En Rusia, por ejemplo, se captó por primera vez en varios años al leopardo de las nieves, una de las especias más misteriosas del mundo.

El biólogo Aleksey Kuzhlekov compartió una serie de fotografías capturadas en el Parque Nacional Sailugem, al sur del país. Gracias a la ausencia de turistas en el lugar, la hembra se dejó ver durante unos 30 segundos, detalló Clarín.

“Caminé a lo largo del parque siguiendo los pasos de un hombre cuando vi a una especie muy grande que no había sido captado previamente en por una cámara. Era necesario fotografiarlo para su posterior identificación. Nos encontramos con miradas casi en blanco. La distancia entre nosotros no era más de veinte metros. Cuidadosamente levanté la cámara y comencé a captarlo”, relató el hombre.

El leopardo de las nieves es un mamífero carnívoro que vive en altitudes superiores a los seis mil metros. Se desconoce qué cantidad de animales salvajes sobreviven a la acción del hombre, pero se estima que son menos de 5.000.