COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El administrador del puerto de Comodoro Rivadavia, Favio Cambareri, enfatizó este jueves que en la terminal marítima se cumplieron todos los protocolos que apuntaron a prevenir los contagios de Covid 19, por lo que habló de “mala intención” al buscar adjudicarle responsabilidades por los contagios del buque Santorini. “Tampoco corresponde acusar a ningún funcionario del aeropuerto cuando hubo personas asintomáticas que llegaron con el virus, lo mismo que por tierra, porque es la particularidad de esta enfermedad no en Comodoro, sino en todo el mundo”, señaló el directivo.

Para Cambareri, “no hay una responsabilidad directa en la medida que cumplimos con todos los protocolos establecidos. Es lo mismo que yo pregunte cuál es la responsabilidad que tiene la autoridad del aeropuerto cuando llega alguien infectado –dijo en diálogo con La Cien Punto Uno-.  En todo el mundo el virus se transmitió por vía aérea, o incluso por tierra cuando se suspendieron los vuelos. En ningún caso se buscó acusar porque no corresponde, creo que sobre el puerto se dijeron muchas cosas con mala intención. Durante la pandemia hubo 140 atraques de buques, previos al caso del Santorini”, añadió.

Al explicar su razonamiento, afirmó que el problema principal es que las personas que portan el virus son asintomáticas y los controles médicos no lo pueden detectar, “no sólo en el puerto, sino en los aeropuertos y terminales, como se vio en todo el mundo. En Capital hay 1.000 casos por día, ¿quién es el culpable de eso? La prueba de que los protocolos se cumplieron en el puerto es que se hizo el hisopado a todas las personas que trabajan a diario, entre estibadores, tripulantes, administración y empresas de servicios. Sin embargo los resultados fueron negativos. El caso del buque fue por una persona asintomática que vino desde Rawson, entonces me parece que hubo mala intención al pretender buscar culpables”.

El administrador reconoció que entiende la preocupación de la ciudadanía y reconoció que “me duele en el alma lo ocurrido, pero no se puede decir que no hubo controles, porque no es así. Desde que yo llegué a la administración se crearon sistemas de control que no habían existido nunca en el puerto”.

Desembarcos autorizados por Prefectura

Al hablar del desembarco de los tripulantes, remarcó que esto se produce con autorización de Prefectura, ya que dicha fuerza es la autoridad de aplicación para intervenir en esos casos. “Desembarcar es como renunciar al trabajo”, comparó, al tiempo que aclaró que se cumplían los períodos de aislamiento establecidos. “Después depende también de la responsabilidad individual y social de las personas”, expresó.

Sobre la investigación abierta por la Fiscalía Federal, opinó que “para nosotros es mejor que se investigue desde la justicia y ojalá se conozca el resultado pronto, ya hemos entregado toda la  documentación requerida. No me consta, pero si hay alguien que haya vulnerado los protocolos, que se actúe con todo el rigor de la ley”.

Solución del conflicto con estibadores

Por otro lado, informó que el conflicto planteado por estibadores que no habían sido autorizados a volver a trabajar, por parte de la autoridad sanitaria, quedó resuelto, por lo que desde la hora cero del viernes podrán reiniciar las tareas de descargas y alistamiento de buques.

Esto fue reconocido también desde el SUPA, sindicato que nuclea a los estibadores, al informar que tras arrojar resultados negativos los hisopados realizados, estaban en condiciones de volver a trabajar antes del viernes, ya que en ningún momento tomaron contacto con la tripulación afectada.