COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Las cámaras de empresarias pesqueras repudiaron este lunes la actitud del Sindicato Obreros Marítimos Unidos (SOMU) de "impedir el ingreso de los camiones a descargar langostino" a las plantas procesadoras de Puerto Madryn, lo que genera que "cientos de toneladas de pescado estén a punto de desperdiciarse". El corte es parcial, ya que sólo impiden el paso de camiones vinculados a la pesca.


Así lo expresaron en un comunicado conjunto la Cámara de Armadores de Pesqueros y Congeladores de la Argentina (Capeca), la Cámara Argentina Patagónica de Industrias Pesqueras (Capip) y el Consejo de Empresas Pesqueras Argentinas (CEPA) .

Las entidades destacaron en el texto que "la respuesta a la situación del langostino debe ser más diálogo, una mayor responsabilidad y compromiso, y no actitudes que intentan promover el caos social, desabastecimiento y desperdicio de alimento".

Fuentes del sector dijeron a Télam que directivos de Capip "ya radicaron la denuncia por el corte de rutas nacionales en el juzgado federal de Rawson, en la Fiscalía Federal y en el Ministerio Público Fiscal de Chubut".

La situación de bloqueo se inició el viernes por la noche cuando grupos que se identificaron como integrantes del SOMU decidieron el corte de los accesos a las plantas procesadoras de langostinos en la ciudad de Puerto Madryn.

De acuerdo a la estimación empresarial, hasta esta mañana se encontraban bloqueados 34 camiones con un total de 800 cajones de 18 kilogramos cada uno, lo que totalizaban 490.000 kilos de langostinos que corrían el riesgo de ser "desperdiciados y tirado a la basura" si no pueden ser procesados.

La situación en torno al sector del langostino se enmarca en un conflicto más amplio dado por el paro general iniciado el lunes en la actividad pesquera en rechazo del "desconocimiento o eliminación de los convenios colectivos de trabajo y de una reducción de los salarios del 40%".

En respuesta, las cámaras pesqueras expresaron -tal como publicó ADNSUR el sábado- que "es falso lo que sostiene el gremio de que las empresas estén proponiendo una baja del 40% del salario: Se propone un incremento que va del 5 al 10% con relación al salario cobrado en 2019".

Asimismo, también desmintieron que las empresas pretendan pesificar los ingresos al explicar que "la propuesta garantiza que el ingreso variable del trabajador pesquero siga atado al dólar" y detallaron que lo que se pretende discutir es "que sea a un valor del langostino más en sintonía a los precios del mercado internacional, y no a valores de hace 14 años", resaltaron.

También desmintieron "que esta discusión se pretenda llevar a todas las especies. Un ejemplo claro en ese sentido es el acuerdo sobre el calamar, que se atendió el reclamo de los trabajadores y se aumentó el cálculo base de sus ingresos".

"Frente a esta situación -agregaron las cámaras-, el Gobierno nacional intentó establecer una mesa de diálogo, donde circularon distintas propuestas para evitar la profundización del conflicto y que se pierdan los 500 millones de dólares que ingresan al año por exportación de langostino".

Sin embargo, "las autoridades del gremio respondieron con un paro general y ahora con bloqueo a las plantas procesadoras", agregaron desde las cámaras empresarias.

El sector del langostino es especialmente importante para localidades y puertos de las provincias con litoral marítimo argentino como Mar del Plata, Puerto Madryn, Comodoro Rivadavia, Rawson, Trelew, Puerto Deseado, Caleta Olivia, Caleta Paula, Ushuaia.

Imprimir Descargar Copiar Volver