CALETA OLIVIA - El juez Mario Albarrán intimó a los usurpadores de viviendas en distintos sectores de la ciudad a que se retiren en un plazo no mayor a quince días, o de lo contrario “serán desalojados por la fuerza pública”.

Finalmente se hizo lugar al pedido que había hecho el fiscal Martín Sedán para que el magistrado actúe ante las denuncias efectuadas por el municipio y el IDUV por las masivas ocupaciones ilegales de casas.

Además, esta mañana un grupo de familias se habían manifestado frente al Juzgado para que se liberen esas casas usurpadas (especialmente las del Plan 187 en el Rotary) que les corresponden a los que tenían alto puntaje en el IDUV.