EUROPA - Según un estudio publicado en Communications earth & environment, el Mar Caspio puede llegar a bajar 18 metros hasta 2100, lo que supone una pérdida del 34% de superficie de este mar.

En el estudio, los científicos advierten que esta masa de agua bajará entre 9 y 18 metros para finales de siglo, si las emisiones continúan a los niveles actuales. Esto supondría una pérdida de más de 126.000 kilómetros cuadrados de superficie y las zonas más afectadas serían la plataforma norte y la parte de la plataforma turcomana al sureste. “El margen oriental estaría completamente desecado”, aseguran los investigadores.

Los glaciares que se derriten nutren los océanos de agua, pero el calor y la sequía están drenando los lagos y mares interiores. Esto está sucediendo en la masa de agua interior más grande de la Tierra, hablamos del Mar Caspio.

Este estudio es uno de los primeros que alerta sobre esta alarmante disminución de las masas de agua interior, una crisis desconocida por el público y también desconocida por la comunidad científica. Por extraño que parezca, ni las Naciones Unidas han abordado este tema en sus objetivos de desarrollo sostenible.

Fuente: Clarín