CAPITAL FEDERAL - La Justicia federal resolvió dejar sin efecto la decisión de la Cámara de Apelaciones y suspendió la presencialidad en las aulas porteñas. Tras conocerse la resolución del juez de primera en lo contencioso administrativo, Esteban Furnari, vecinos volvieron a hacerse escuchar con cacerolazos en rechazo a la medida.

A los pocos minutos de conocida la noticia y tal como sucedió en los últimos días, los cacerolazos volvieron a multiplicarse en diferentes barrios, en reclamo de la presencialidad de los chicos en las aulas.

Aunque en las redes sociales comenzó a circular una convocatoria, mediante el hashtag #noalcierredelasescuelas, para llevar a cabo la protesta desde los balcones y a partir de las 20, las cacerolas y bocinazos comenzaron a escucharse ya desde las 19.30 en Palermo, Belgrano, Recoleta, Almagro, Villa Urquiza, Coghlan, Flores y Retiro, entre otros barrios.

Cacerolazos en la Ciudad de Buenos Aires tras el fallo que ordenó suspender las clases presenciales

Las manifestaciones de este tipo habían comenzado la semana pasada, tras el mensaje en el que Alberto Fernández profundizó las restricciones para intentar frenar la segunda ola de coronavirus en la Argentina. En ese segundo anuncio, el Presidente incluyó la suspensión de las clases presenciales, por lo que ese mismo día padres y chicos se pronunciaron en contra de la medida. De hecho, la protesta más grande tuvo lugar en la puerta de la Quinta de Olivos, donde el reclamo se repitió durante las siguientes jornadas.

Más allá de que las nuevas restricciones también prohibieron las reuniones sociales en casas, la circulación entre las 20 y las 6 y la apertura de todos los comercios después de las 19, el descontento generalizado fue y continúa siendo por la presencialidad de los chicos en las aulas.

Tweet de Hernán Lombardi

Luego de que el domingo la Cámara local habilitara el regreso a las escuelas, el fallo del juez Fornari sorprendió a las autoridades de la Ciudad de Buenos Aires, que se reunieron de urgencia para analizar la sentencia y definir qué postura adoptarían oficialmente. Además de Horacio Rodríguez Larreta, participaron del encuentro el vicejefe, Diego Santilli; el jefe de Gabinete, Felipe Miguel; el secretario General, Fernando Straface; el Procurador, Gabriel Astarloa; y la ministra de Educación, Soledad Acuña.

Finalmente, el Gobierno porteño determinó que, a pesar del fallo, este miércoles habrá clases presenciales en la Ciudad. Según su visión, el juzgado Federal no tiene competencia porque dentro del Poder Judicial de la Nación la Corte ya dijo que es competente. Por lo tanto, un tribunal el inferior no puede intervenir. “La opinión jurídica de los abogados de la Ciudad es que mañana tiene que haber clases”, explicaron.

Cacerolazos en la Ciudad de Buenos Aires tras el fallo que ordenó suspender las clases presenciales

Ayer, la Corte Suprema de Justicia había aceptado su competencia originaria en el caso ante la acción declarativa de certeza presentada por el gobierno porteño y le corrió traslado al gobierno nacional para que conteste y aporte pruebas.

El conflicto ahora podría postergarse hasta la próxima semana. Ocurre que la Corte tiene la facultad de pedirle opinión nuevamente a la Procuración General sobre el fondo del asunto, precisó Infobae.