Este lunes por la mañana, Manuel Jaramillo, Director General de Fundación Vida Silvestre Argentina, en diálogo con Periodismo de Diez por CNN Radio Comodoro, explicó acerca de los peligros que significa que la Ley provincial XVII-Nº 52 (Ex 4100) que promueve y premia económicamente la obtención de pieles y cráneos de pumas y zorros colorados siga vigente, por la que piden su derogación.

En relación a la campaña de junta de firmas que solicitaron a la ciudadanía para reforzar el pedido de apoyo de la sociedad, informó que "antes de hacer la campaña" se comunicaron vía nota con la provincia de Chubut, tanto con las autoridades de aplicación como con el gobernador, y unos días después sin respuesta "iniciaron la acción mediática" pero el jueves pasado "a través de una respuesta y propuesta del ministro Cavaco, se reunieron con él y con diferentes referencias de asociaciones ganaderas, y empezaron a conversar posibles alternativas " comentó el director.

Foto: Valeria Corbalán
Foto: Valeria Corbalán

 "Se está dando una respuesta general a un problema específico que sufren muchos productores y el caso de los pumas pequeños le genera una afectación muy fuerte que en algunos casos  no pueden sobrellevar, es un problema de años" puntualizó Jaramillo.

En referencia al pedido de derogación de la ley provincial XVII-Nº 52 (Ex 4100) actual, Manuel Jaramillo contó que se sancionó "en la década del 90', viene utilizando una metodología que no está dando respuestas reales y está cobrando la vida de muchos individuos, principalmente de pumas y zorros que son los de la fauna silvestre nativa de la provincia", al hablar de cantidades, agregó que "hay un registro de medios de comunicación, que en el 2018 en un balance que hacen referentes de las autoridades de aplicación, daban cuenta de 5000 zorros cazados en ese año y 250 pumas y la problemática sigue estando".

"Hay que identificar específicamente los lugares donde hay conflicto, y operar en esos lugares, no a escala de toda la provincia con una ley que está utilizando fondos que provienen de recaudación de los impuestos a la lana para pagar por animales muertos", puntualizó el director de Fundación Silvestre.

 En concepto de recompensa, hoy en día se pagan "5 mil pesos por el cráneo y pelaje del puma y mil pesos por el zorro. Pedimos que se quiten esos precios hasta que encontremos un punto medio", informó Jaramillo.

Ante cualquier posibilidad de diálogo, desde la Fundación Silvestre le piden al ministro que "para sentarse a discutir" se quiten las trampas que "se han comprado con apoyo de la provincia y el entrenamiento de las trampas para que se instalen".

Ante la referencia hecha en relación a los mismos individuos que son señalados como parte del problema y que pueden ser parte de la solución, Jaramillo manifestó que "hay análisis hechos que indican que no mas del 20% de los pumas, matan ovejas. Los que matan ovejas, son los juveniles o los adultos que perdieron su territorio".

"Si matamos un puma, le damos la bienvenida a otro animal que si mata ovejas. El ecosistema es complejo y no merece una solución simple y sencilla. Hay que analizar todas las posibilidades'', explicó.

¿Por qué es URGENTE  para Fundación Silvestre derogar la Ley XVII-Nº 52 (Ex 4100) de la provincia de Chubut? 

👉Es anacrónica y no incorpora las nuevas formas de producir en armonía con la conservación de la naturaleza. 

👉En la década de la Restauración de los Ecosistemas, paga por matar fauna nativa y encima utiliza fondos públicos para ello. 

👉Crea una Comisión de Control de las Especies Depredadoras de la Ganadería, donde la sociedad civil está solo representada por la Federación de Sociedades Rurales de la Provincia de Chubut: no hay comunidad académica, científica, ni representantes de organizaciones ambientales y sociales.  

👉No presenta adecuados antecedentes de fundamentación científica que avale la autorización de matar animales silvestres. 

👉Promueve la matanza, aun con cebos tóxicos, sin un análisis especifico de los individuos de especies predadoras potencialmente conflictivos. 

👉Por promover una aparente solución para un solo sector, se acumulan efectos negativos para el resto de la sociedad. 

Con información de Fundación Silvestre Argentina