El proyecto fue presentado en el Concejo Deliberante de la ciudad y busca prohibir que los fumadores tiren colillas de cigarrillosen en la vía pública. Es que las colillas de cigarrillo constituyen uno de los residuos más contaminantes del planeta. En la confección de los filtros se utiliza acetato de celulosa y, al desecharlos, se conservan restos de nicotina, metales pesados y otros químicos que no fueron absorbidos por el fumador.

Asimismo, en el proyecto hace foco en el medio ambiente y la salud, ya que una sola colilla es capaz de contaminar hasta 50 litros de agua y señala que el cigarrillo, contienen más de 7 mil sustancias completamente tóxicas. “Las colillas tardan entre 10 y 15 años en desaparecer y cuando esto ocurre las sustancias químicas que contienen, no desaparecen”, explicó el concejal Carlos Barrios Daporta.

El legislador manifestó que, en el caso de aprobarse, la norma contempla “campañas de concientización y la disposición de medidas que favorezcan el cumplimiento”. Además, aseguró que habrá sanciones para quienes no cumplan y arrojan las colillas al suelo.

Buenos Aires tomó la misma medida en diciembre del año pasado.
Buenos Aires tomó la misma medida en diciembre del año pasado.

BUENOS AIRES MULTA CON 15 MIL PESOS

Desde el 10 de diciembre del 2020, las personas que arrojan colillas de cigarrillos a la vía pública en la ciudad de Buenos Aires son multadas hasta con 15.000 pesos, de acuerdo con una ley aprobada en la Legislatura porteña.

La norma establece que los "locales de baile, comercios, shoppings, galerías, establecimientos de alojamiento, edificios de oficinas deberán implementar medidas destinadas a evitar que las colillas de cigarrillo se arrojen en el espacio público".

Deberán hacer lo mismo quienes organicen eventos o actividades recreativas y comerciales en el espacio público.