CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Debido al aislamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia del coronavirus, el teletrabajo es una herramienta recurrente que las empresas están aplicando para no perder días laborales y mantener la actividad. Hasta el presidente, Alberto Fernández, mencionó la posibilidad de debatir si el teletrabajo es una herramienta que puede mantenerse a futuro. Pero también la telemedicina comenzó a tener más adeptos en medio de la cuarentena total. 

Por eso, la Asociación Civil de Telemedicina de la República Argentina (ACTRA) publicó un comunicado fomentando esta modalidad que se propaga en medio de un sistema sanitario desbordado. Exigen que la actividad se regule para poder mejorar las consultas médicas a distancia.

"La telemedicina cuenta con herramientas específicas, más seguras y sofisticadas que las de la comunicación cotidiana", inició el texto de ACTRA, que añadió: "La actual pandemia de COVID19 y la situación de aislamiento, social, preventivo y obligatorio ha generado una súbita visibilidad y debate en la agenda pública de las actividades relacionadas al ejercicio de la telemedicina".

En esa línea, continuaron: "Las instituciones que conformamos ACTRA siempre hemos fomentado el uso de herramientas que cumplan con estándares de seguridad, confiabilidad y resguardo de los datos del paciente que necesita confidencialidad y que garanticen a los profesionales de la salud una plataforma para el correcto ejercicio de la actividad".

Por eso, exigen que se regule la actividad: "Esperamos que la experiencia, fruto de esta crisis, permita de una vez por todas contar con un marco regulatorio adecuado, que defina los alcances y limitaciones de la actividad para así, ante eventuales futuras situaciones similares, no debamos volver a improvisar con herramientas de uso doméstico, carentes de certificación oficial. La propia OMS sostiene que las herramientas digitales son un pilar estratégico para lograr el objetivo de la cobertura sanitaria universal".

"Entendemos que la crisis provocada por la situación de pandemia obligó a tomar medidas extraordinarias de conexión remota con los pacientes, y así lo haremos mientras dure la crisis. Una vez superada esta terrible e impensada situación, la actividad de telemedicina deberá nuevamente ser realizada por plataformas y canales específicos, seguros y probados", concluyeron.

Asimismo, el presidente de la ACTRA, Gabriel Barbagallo, en diálogo con Cadena 3 se mostró cauto antes las herramientas caseras, como aplicaciones móviles, para consultar sobre su salud y reclamó al Estado que regule esa actividad urgente, en el marco de una crisis en el sistema producto de la pandemia. 

“Hay que tener cuidado, porque no todas las herramientas son confiables. Las de uso doméstico no son del todo recomendables”, sostuvo, en alusión a algunas aplicaciones. Y agregó: “Las App no fueron creadas para telemedicina, sino para comunicación”.

Barbagallo consideró que “necesitamos regular urgente esta actividad para que no los tome de nuevo desprevenidos. Hoy, las herramientas de comunicación a distancia requieren del esfuerzo de los profesionales. Luego, vamos a tener que trabajar, sobre todo, en la teleducación".