El concejal Tomás Buffa, presidente del bloque de Juntos por el Cambio, cuestionó los dichos del intendente de Sarmiento en torno a los problemas de la sequía y el uso del agua en Comodoro Rivadavia, calificando sus declaraciones de “irresponsables”. Paralelamente, el edil opositor reclamó por la puesta en marcha del sistema de micro mediciones en la ciudad, como parte de una política de usos más eficientes. “No se puede cobrar lo mismo al que usa el agua para vivir que el que la usa para llenar una pileta”, ponderó. 

“No colabora lo dicho por el intendente, confunde, porque el agua no es de Sarmiento, más allá de que el lago esté ubicado en esa ciudad, pero el recurso es provincial –planteó Buffa-. No es el intendente de Sarmiento quien puede dirimir si nos da agua o no, creo que son declaraciones irresponsables sobre todo para alguien que ha usufructuado a la municipalidad de Comodoro como parte de su vida política, porque él estuvo como coordinador político en la gestión de Linares y no fue abordada esta problemática, ni ha aportado una solución”. 

Tras evaluar la crisis hídrica y los problemas del calentamiento global, Buffa expresó que todos los sectores deben ser exigidos para un uso más eficiente de un recursos cada vez más escaso, por parte del IPA, tanto en el sector agropecuario, como petrolero y en las ciudades:

“Tampoco quiero caer en el facilismo de que hay que quitarle a alguien, para beneficiar a otro, el sistema productivo agropecuario tiene que funcionar, porque es una fuente de trabajo y de ingreso para la provincia –dijo, en diálogo con Periodismo de 10-. El sistema productivo petrolero tiene que funcionar, porque es un gran ingreso para la provincia y de trabajo; todos tenemos que ver cómo hacemos eficiente el uso de del agua”.

Sin embargo, añadió, “no podemos, por ejemplo, estar regando nuestros espacios verdes con agua potable, no podemos no estar reutilizando el agua con un proceso de tratamiento por lo menos para riego”.

“Tenemos que avanzar en la micro medición de agua”

Buffa se mostró convencido de que en la ciudad se debe avanzar en la colocación de medidores de agua, con una división de rangos y finalidades de consumos, distinguidas entre fines de supervivencia, cadenas productivas y usos suntuosos.

“No podemos permitir que una familia tipo de 4 personas, que se consume el agua únicamente por supervivencia, pague exactamente lo mismo que aquel que llena una piscina para mantener un lujo o un confort en su hogar”, expresó.

El sistema de micro medición fue aprobado por ordenanza en el 2019 y se exige que todo proyecto de nuevas urbanizaciones cuente con estos instrumentos, para avanzar en forma paulatina en el resto de la ciudad.

“Sé que hay gente que está en contra, pero lo vamos a tener que establecer, acá hay que ponerse los pantalones y tenemos que ser funcionarios públicos no sólo en la parte buena, sino también en las decisiones complejas –señaló-, porque si no tomamos decisiones ahora, el problema lo vamos a tener en las generaciones posteriores”.

En igual sentido, detalló que está estudiando la alternativa de establecer tarifas diferenciadas, de acuerdo al uso que se le dé al agua en el consumo domiciliario, para separar el consumo alimenticio de las demás finalidades.

“Nosotros seguimos pagando hoy el consumo del agua por metro cuadrado, lo cual también es injusto porque una base en el barrio industrial, con una sola canilla y sin usar agua paga por los metros cuadrados construidos. Tenemos que definir cómo vamos a fragmentar el cobro del agua, en base a un criterio de distribución más equitativo, para que todos paguen lo que realmente consumen. Por eso tenemos que avanzar con los medidores”.

También opinó que el Estado municipal debería financiar la instalación de esos instrumentos de medición, “así como se subvenciona un montón de otros servicios públicos, se podría subvencionar la colocación de este elemento en cada uno de los hogares. Tenemos que corrernos de la coyuntura electoral, salir de los pensamientos partidarios y trabajar en conjunto, porque esto es un problema cíclico y cada vez estamos un poquito más abajo cuando empezamos el ciclo nuevo”.