En un contexto de regreso a la presencialidad y ante la gran cantidad de días de clases perdidos durante la pandemia de coronavirus, la provincia de Buenos Aires evalúa el dictado de clases los días sábados para recuperar los contenidos retrasados.

"El regreso a la presencialidad es con todos los cuidados y regresaron no sólo los niveles de jardín, primario y secundario, sino también el superior, adultos y escuelas de arte. Ampliamos la jornada educativa de 4 horas a su horario habitual", destacó este martes la directora general de Cultura y Educación bonaerense, Agustina Vila, respecto a la nueva modalidad de burbujas que adoptará la provincia.

En ese sentido, y en diálogo con Radio Provincia la funcionaria aseguró que hubo "chicos y chicas que lograron esos contenidos y promocionaron, mientras que hay chicos y chicas que tienen todavía saberes pendientes por intensificar", y que para solucionar ese problema "hay previstas acciones para seguir intensificando a contra turnos y los sábados".

"Se está haciendo una programación para seguir fortaleciendo esas instancias de aprendizaje, para que tengan oportunidad de afianzar su aprendizaje", destacó.

Y sumó: "El ciclo lectivo no termina en diciembre, tenemos febrero y marzo para esas instancias, para cotejar quiénes están en condiciones de aprobar"

Por otro lado, Vila recordó que "desde que comenzó la pandemia, en el 2020, se aprobó un currículum prioritario, se reorganizaron los contenidos que debían ser enseñados y aprendidos", y que "en ese momento también se consideró al 2020 y el 2021 como una única unidad pedagógica".

"Nadie enseña ni aprende igual en pandemia y eso no implica desconocer el enorme esfuerzo y profesionalismo de los docentes, de las familias y los estudiantes", cerró.