CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Para intentar frenar el brote de sarampión, el Ministerio de Salud de la Nación dispuso ampliar las recomendaciones de vacunación a quienes viajen a la Ciudad y a las cuatro regiones de la Provincia en las que se detectaron casos y a quienes viajen al exterior, sobre todo a Brasil​, ya que éste es uno de los países de la región más afectados. Se trata del peor brote desde 2000. Desde entonces, y durante casi 20 años se habían producido poco más de 40 casos, mientras que sólo en 2019 fueron 97, de los cuales la mayoría corresponden al último brote iniciado hace más de cuatro meses.

“Las nuevas recomendaciones se producen ante la confirmación de nuevos casos y el riesgo de diseminación a otras regiones del país que implica la gran movilización de la población que se espera en las vacaciones de verano”, indicó un comunicado de Salud.

Se dispuso que las personas que viajen a la Ciudad de Buenos Aires y/o a los municipios bonaerenses de las regiones de Campana, Escobar, Exaltación de la Cruz, General San Martín, José C. Paz, Malvinas Argentinas, Pilar, San Fernando, San Isidro, San Miguel, Tigre, Vicente López, Zárate, Avellaneda, Lanús, Lomas de Zamora, Almirante Brown, Berazategui, Esteban Echeverría, Ezeiza, Florencio Varela, Quilmes, Gral. La Heras, Gral. Rodríguez, Luján, Marcos Paz, Merlo, Hurlingham, Ituzaingó, Morón, Tres de Febrero, Moreno y La Matanza deben seguir las siguientes indicaciones:

➪Menores de 6 meses: se sugiere aplazar y/o reprogramar el viaje, dado que en ellos la vacuna triple viral está contraindicada y es el grupo etario de mayor vulnerabilidad.

➪Niños y niñas de 6 a 11 meses: deben recibir una dosis de vacuna doble viral o triple viral considerada “dosis cero”, ya que no debe ser tenida en cuenta como esquema de vacunación de calendario.

➪Niños de 12 meses: Deben recibir una dosis correspondiente al calendario.

➪Niños de 13 meses a 4 años inclusive: deben acreditar al menos dos dosis de vacuna triple viral.

➪Mayores de 5 años, adolescentes y adultos: deben acreditar al menos dos dosis de vacuna con componente contra el sarampión (monovalente, doble o triple viral) aplicada después del año de vida o confirmar a través de un estudio de laboratorio la presencia de anticuerpos contra sarampión.

➪Embarazadas: acreditar al menos dos dosis de vacuna con componente antisarampionoso aplicada después del año de vida o confirmar a través de un estudio de laboratorio la presencia de anticuerpos. También se desaconseja viajar a las embarazadas sin antecedentes comprobables de vacunación o sin anticuerpos contra el virus.

➪Personas nacidas antes de 1965 no requieren vacunación porque son consideradas inmunes.

“Estas medidas se adoptaron en el marco de una exhaustiva evaluación de la dinámica del brote de sarampión que cursa nuestro país, son recomendaciones dinámicas que pueden variar en función de la evolución de la situación epidemiológica”, según indicaron las autoridades. 

El comunicado agrega que "hoy estamos trabajando intensamente, no sólo con la vacuna contra el sarampión que estamos sacando ahora de Aduana y que son alrededor de dos millones de dosis, sino que ya hemos solicitado la compra de 7 millones más para generar las acciones necesarias a fin de controlar el brote", afirmó el ministro de Salud Ginés González García​ durante un operativo realizado hoy en la Aduana del aeropuerto de Ezeiza para empezar a liberar 12,4 millones de dosis vacunas que demandaron una inversión de 83 millones de dólares y estaban "vergonzosamente retenidas" desde junio. 

Según detalló Clarín, la situación argentina se da en el contexto de una reemergencia mundial de casos. A nivel global, los casos reportados se triplicaron en los primeros siete meses de 2019 respecto de igual período de 2018. En la región de las Américas, se notificaron 15.802 casos confirmados de sarampión con 18 muertes en 14 países, de acuerdo a la última actualización de OPS. Brasil -que registró casi 14.000 con 15 muertes- y Venezuela ya perdieron el estatus de países libres de sarampión, a raíz de la circulación sostenida del virus durante un año.

Vacunarse no sólo garantiza la protección individual, sino que también contribuye a la inmunidad colectiva, la única herramienta de prevención que tienen contra esta quienes no pueden vacunarse, como los bebés y las personas inmunocomprometidas.

El sarampión  es un virus muy transmisible, no tiene tratamiento específico y puede causar graves complicaciones: 1 de cada 10 infectados desarrolla sordera, 1 de cada 20 neumonía, 1 de cada 1.000 meningoencefalitis y entre 1 y 2 de cada 1.000 mueren.