CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - En plena pandemia, Benito Fernández creó una colección cápsula de barbijos llamada Máscaras solidarias que donó completamente al Hospital de Niños Pedro de Elizalde de la ciudad de Buenos Aires. “La idea es que se haga un remate y todo vaya al hospital“, comentó el diseñador.

La colección de barbijos está hecha con las mismas telas que los vestidos de alta costura de Fernández y las encargadas de hacerlos son las modistas que trabajan desde siempre con él, quienes están en sus casas y tienen allí las telas para realizarlos.

Pero la entrega de los barbijos no es la única acción solidaria del famoso diseñador quien forma parte del programa Corte y Confección. Casi al mismo tiempo que pensó en la colección cápsula, donó 400 prendas de chicos de la colección que desarrolló junto a su hija Marina a Mamis Solidarias, una ONG compuesta por un equipo de gente que trabaja solidariamente por una infancia con más posibilidades en Misiones y Buenos Aires. 

Desde que arrancó la cuarentena Benito Fernández no paró ni un segundo. Hizo un desfile vrtual con maniquies en su casa que fue viralizado mostrando así su coleccion de la nueva temporada. Su hijo Lucas Fernández, hizo la música del video.

También creó unas mandalas para colorear desde su cuenta de IG a modo de entretenimiento para estos días de encierro.