COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - La referente del grupo de becarios municipales, Pamela Rojas, indicó en Actualidad 2.0 que continúan reclamando mejoras salariales para el sector. Luego de una reunión en el Concejo Deliberante, realizada la semana pasada, se les ofreció tratar el tema en paritarias. Sin embargo, Rojas cuestionó que nunca fueron llamados a pesar de que habían presentado el listado de representantes paritarios.

Rojas remarcó que “en la municipalidad hay entre 400 y 500 trabajadores becados que dependen de otras secretaría, mientras que 120 somos de Desarrollo Humano y Familia”. Al respecto, detalló que “trabajamos en negro y tenemos un reclamo fuerte desde febrero con diferentes reuniones para pedir una mejora salarial”.

Consultada sobre las tareas que realizan quienes están llevando a cabo el reclamo, Rojas detalló que “cumplimos las mismas responsabilidades que un empleado de planta y desempeñamos diferentes funciones. Hay auxiliares docentes en jardines maternales, operadoras, instructores, cocineros, maestranza y nos desempeñamos en los diferentes programas de la Secretaría de Desarrollo y Familia”.

Además, indicó que los becarios “acceden a un puesto d trabajo sin contrato ni nada. Cuando uno ingresa lo hace con una beca y con la posibilidad de mejorar o tener un contrato para luego ingresar a planta. Pero ocurre que la municipalidad ha dejado a los compañeros hace mucho tiempo y algunos están así hace 15 años. Entramos a trabajar 6 horas de lunes a viernes y cobras entre 3 mil o 3.500 pesos mensuales sin ninguna cobertura social”, reclamó.

“Yo estoy hace 3 años en esta situación y hay compañeros que están en maestranza o cocineras hace 10 o 12 años”, indicó Rojas.

Durante el periodo que lleva el reclamo, Rojas indicó que “todas las respuestas fueron negativas o paliativos. Lo último que nos dieron fue un aumento de 1500 pesos pero no es suficiente”.

Y agregó que “finalmente no fuimos invitados a paritarias y el sindicato no logró comunicarse con nosotros. Incluso el jueves tuvimos una reunión con los concejales donde se propuso eso, elegimos a nuestros representantes paritarios, nos acercamos el viernes con el listado y domicilios pero no nos llamaron. Sin embargo, las paritarias se cerraron con un 21% de incremento y nosotros seguimos en negro y sin poder resolver el conflicto. Reclamamos un trabajo digno como cualquier persona y que la municipalidad se responsabilice”.