RAWSON (ADNSUR)- En conferencia de prensa, Javier Alvaredo, vicepresidente primero a cargo de la presidencia del Banco del Chubut, junto a los ministros José María Grazzini y Javier Touriñan, brindaron anuncios de beneficios financieros para los empleados estatales de la provincia.

Grazzini indicó que se analizó la situación del sector público en conjunto con el gobierno y con “un gran esfuerzo del banco, pensando en todos los trabajadores, hemos diagramado una cartera de créditos que permitirá acompañar este difícil momento que estamos atravesando. Hemos puesto a disposición la utilización de recursos para paliar esta situación”, dijo.

Alvaredo, por su parte, aclaró que hay 35 mil empleados estatales endeudados con el banco y afirmó que “junto con el plan del gobierno de dar previsibilidad en cuanto al cobro de salarios nos permite contar con un horizonte más amplio y por eso terminamos de definir líneas de créditos blandas para empleados públicos”.

Se trata de dos líneas: una casi automática “que solo requiere de una firma; es una reestructuración de los créditos vigentes de los empleados y permite periodo de gracia de tres meses y un plazo de pago de 72 cuotas”, con tasa de interés de 42%. También indicó que se están ultimando detalles para una línea de crédito de un límite máximo de 2 millones de pesos, con mayores requisitos “el objetivo es para dar alivio financiero”, afirmó Alvaredo.

"Vamos a volver a ajustar los límites de extracción por adelanto de salarios, pasará de a 22.500 pesos”, anunciò y agregò que se volverán a incrementar los límites de gastos con tarjeta en un 35%: “Buscamos que el agente tenga mayor disponibilidad y liquidez”, expresó. 

Según informaron, hasta noviembre seguirán sin debitar los préstamos del banco. “Seguirán suspendidos los débitos de las cuotas de los préstamos octubre y noviembre, vamos a esperar a quienes si lo desean puedan activar este trámite que es casi automático”, explicó.