"La ballena jorobada -o yubarta- como la que apareció en la playa de zona norte es una ballena que estamos observando con frecuencia, no es un evento raro. No es lo común, salir a la playa y encontrarnos con 50 ballenas jorobadas, pero hay, y tenemos ballenas todo el año", explicó a ADNSUR la bióloga Marina Riera, docente investigadora en la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, quien actualmente se encuentra haciendo un doctorado sobre Ballenas Sei.  (Foto fuente: Diego Cabanas)

Aunque aclaró que "la causa de la muerte no la podemos determinar, no hicimos necropcias", mencionó que junto a su equipo "tomamos distintas muestras, de piel, de grasa, de músculos, de materia fecal para hacer estudios posteriores, estudios genéticos, para ver la alimentación".

Ballena muerta en Comodoro: "está en descomposición y no sabemos que patógenos tiene, por eso es importante no tocarla"

Agregó que también "tomamos medidas morfométricas, distancia entre aletas, cuando mide, y demás". En este sentido, indicó que se trata de un ejemplar macho que mide unos 8,5 metros de largo.

Respecto al peligro latente que la ballena muerta presenta para las personas, enfatizó que "claro que es peligroso... cuando fuimos había mucha gente, la ballena estaba escrita, ya le habían hecho una firma... y la gente, había chicos que la tocaban, y es un animal en descomposición que no sabemos que patógenos tiene".

"No sabemos de qué murió y no sabemos qué bacterias o virus tiene, si puede tener algún patógeno que puede causar efectos en el humano. Entendemos que es un animal que llama la atención, y la gente lo puede ir a ver pero respetando una distancia prudencial, 50 metros para atrás, pero no tocarlo", remarcó.

Ballena muerta en Comodoro: "está en descomposición y no sabemos que patógenos tiene, por eso es importante no tocarla"

Al respecto, lamentó la "falta de criterio de la gente". "La ballena tiene un grado de descomposición avanzado, nosotros hicimos un corte y ya vimos que se estaban escapando los gases... la boca, como la boca de cualquier animal, está llena de bacterias", apuntó en relación a la falta de conciencia de aquellos que no sólo ta tocaron, se treparon a ella, sino incluso hubo quien se metió dentro de su boca para tener una 'mejor foto' del momento.