ESQUEL (ADNYUR) – Durante los últimos días de mayo, en un recorrido exploratorio tres investigadoras avistaron un ejemplar de huemul en el Cerro Riscoso del Parque Nacional Los Alerces. Ocurrió cuando estaban realizando un monitoreo de la especie para un relevamiento poblacional. También encontraron rastros de una cría.

El huemul o ciervo sur andino es el cérvido más austral del mundo. Vive entre Chile y la Argentina, es un mamífero en peligro de extinción y en 1996 fue declarado como Monumento Natural por la Ley Nacional 24702. Está protegido en los parques nacionales Los Alerces, Nahuel Huapi, Lago Puelo, Perito Moreno y Los Glaciares.

Ha sido protagonista en la vida de los pueblos originarios de la Patagonia, cuando habitaba no sólo la cordillera andina, sino también los pastizales subandinos.

En la actualidad, dentro del Parque Nacional Los Alerces, al vivir de manera silvestre, es un animal que no suele huir al ver a una persona cerca. Sí mantiene una prudente distancia y comienza a alejarse lentamente, lo que permite, en caso de poder avistarlo, sacarle buenas fotos, observarle con atención y tomar nota de su comportamiento.

Los monitoreos a los que estaban abocadas personal técnico y guardaparques que pudieron observarlas recientemente, se realizan dos veces al año para dar cuenta del estado de conservación de este animal característico de la región.

Un par de fotos bastaron para registrar a esta hembra que, al advertir la presencia de las mujeres, se quedó mirándoles de frente, erguida y atenta.