CAPITAL FEDERAL  -  Finalmente, con decenas de infectados por coronavirus y cuatro fallecidos por COVID-19, el crucero "Zaandam" atraca en Florida, al sur de Estados Unidos, luego de la negativa de varios países a recibirlos en sus puertos. Fue autorizado junto a su buque asistente "Rotterdam", lo que pone punto final a una angustiante odisea para los pasajeros a bordo.

En la nave se encuentra el argentino Dante Leguizamón, quien nunca se imaginó que sus vacaciones a bordo se transformarían en una pesadilla por la pandemia, sin plata ni posibilidades para volver a Argentina.

Él fue una de las 1.800 personas que el pasado 7 de marzo zarpó desde Buenos Aires a bordo del "Zaandam", con destino a San Antonio, en Chile. El trayecto original incluía un paseo por Montevideo, Islas Malvinas y Punta Arenas, en un recorrido de ida y vuelta.

Sin embargo, el viaje se vio modificado por el cierre de puertos y fronteras en Sudamérica para evitar la propagación del nuevo coronavirus y el buque terminó en Panamá, donde siguió su ruta hacia Florida.

"El 'Zaandam' y el 'Rotterdam' recibieron la autorización para que ambos barcos vayan al Puerto Everglades", dijo a la agencia AFP el capitán Bas Van Dreumel. Por su parte, el alcalde de Fort Lauderdale, Dean Trantalis, confirmó en Twitter que las autoridades locales y federales habían alcanzado un acuerdo para permitir su ingreso a puerto.

"La Guardia Costera, el Departamento de Seguridad Interior, autoridades de Salud y el condado de Broward -al que pertenece Fort Lauderdale- tomaron la decisión de permitir que los cruceros Zaandam y Rotterdam atraquen", dijo vía Twitter.

Cuatro personas fallecieron en el "Zaandam" por razones que aún no se detallaron. El barco transporta además 233 personas con síntomas de gripe. De las 11 personas que fueron examinadas, nueve dieron positivo de coronavirus.

El plan de desembarco propone que 1.200 pasajeros que no están enfermos sean enviados a sus casas en vuelos charter. Serán "transportados en buses desinfectados, con limitado contacto personal y usando máscaras", dijo Holland America en un comunicado el miércoles. Unas 45 personas con síntomas leves permanecerán a bordo en aislamiento hasta que mejoren.

En tanto, los pasajeros que están "críticamente enfermos" serán llevados al centro médico Broward Health, dijo la portavoz del hospital, Jennifer Smith, sin dar una cifra exacta. El comunicado de Holland America indicó que se trataba de "menos de 10".

La inminente llegada de los barcos a Fort Lauderdale generó polémica y obtuvo el rechazo inicial de autoridades de la ciudad y del gobernador de Florida, Ron DeSantis, quien no quería sumar más presiones a su ya limitado sistema de salud. Pero el miércoles de noche, DeSantis cedió y dijo que aceptaría el ingreso de los estadounidenses, mientras el presidente Donald Trump afirmó poco después que trabajaría para expatriar a los ciudadanos británicos y canadienses.

Con más de 8.000 casos de coronavirus y 128 muertos, Florida es el quinto estado de Estados Unidos con más contagios. La mayoría de ellos se concentran en los condados de Miami, Palm Beach y Broward.

Fuente: Clarín