RAWSON (ADNSUR) - Tras el robo de las 30 vacunas Sputnik V en el Hospital Regional de Comodoro, el secretario gremial de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) Gerardo Coronado, cuestionó los allanamientos que se realizaron en diferentes domicilios de enfermeros, personal de limpieza y seguridad del nosocomio. "Es una vergüenza que hayan hecho esto con los compañeros", dijo. 

"Es una vergüenza que hayan hecho esto con los compañeros", disparó, y agregó: "La investigación tiene que ir por otro carril. No tendrían que haber allanado los domicilios del personal. Hay cosas más graves como el faltante de 48 millones de la dirección anterior y nunca se allanó ningún domicilio", señaló este miércoles el dirigente de ATE Chubut. 

En medio de la campaña de vacunación nacional contra el coronavirus, este lunes se conoció a través de ADNSUR el faltante de 30 dosis de la Sputnik V del Hospital Regional. A partir de allí, se inició una investigación judicial para determinar responsabilidades. Y bajo este marco, el director del Hospital Regional de Comodoro Rivadavia, Eduardo Wasserman, aseguró que al detectarse el robo de vacunas rusas se aportaron a la Justicia las grabaciones de las cámaras de seguridad del lugar.

Los allanamientos fueron quince y se realizaron ayer a la tarde por el hurto de las 30 vacunas Sputnik V, pertenecientes a la segunda dosis. En las diligencias participó el ministro de Seguridad, Federico Massoni, junto a la Brigada de Investigaciones.  

Al respecto.  Coronado cuestionó que "ahora se ataca a los que menos ganan, debiéndose sueldos y aguinaldos", y apuntó contra Myriam Monasterolo y el ministro de Salud de la provincia, Fabián Puratich.  "Queremos que se investigue a fondo. No se puede ensuciar a los trabajadores así y sin embargo lo hicieron. ¿Quién piensa que van a encontrar las vacunas ahí? Seguramente el gremio hará una contradenuncia", dijo a FM Cadena Tiempo