El grupo farmacéutico anglo-sueco AstraZeneca anunció este martes que fallaron los ensayos en los que venían trabajando para lograr un tratamiento con anticuerpos para prevenir y tratar el coronavirus.


Se trata del tratamiento AZD7442, financiado por el Gobierno de Estados Unidos, que firmó acuerdos con AstraZeneca para recibir hasta 700.000 vacunas este año, por un valor total para el desarrollo del tratamiento y las dosis de 726 millones de dólares.


En un comunicado, el grupo farmacéutico afirmó que "el ensayo no logró el objetivo principal de prevenir los casos sintomáticos de Covid-19 después de la exposición".


El tratamiento se encontraba en la fase 3 de desarrollo, es decir, en ensayos clínicos a gran escala para medir su seguridad y eficacia, precisó la agencia AFP.


En este punto, se detalló que los 1.121 participantes estudiados eran adultos mayores de 18 años que no estaban vacunados y que habían estado expuestos a una persona infectada durante los ocho días anteriores.


En tanto, se indicó que el tratamiento redujo el riesgo de desarrollar el Covid-19 con síntomas sólo en un 33%, y que "los ensayos para evaluar el remedio en pacientes antes de la exposición al virus y en aquellos que han desarrollado formas graves continúan".

AstraZeneca anunció que falló un tratamiento para prevenir y tratar el coronavirus


La farmacéutica anglo-sueca sigue enfrentando problemas con su vacuna contra el coronavirus, suspendida en varios países europeos después de algunos problemas sanguíneos en personas vacunadas, según publica Télam.


Pero la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) negó este martes que Marco Cavaleri, jefe de su estrategia de vacunación, haya sugerido, en una entrevista con el periódico italiano La Stampa el domingo, descartar la vacuna de AstraZeneca, incluso para los mayores de 60 años, en favor de Pfizer y Moderna, que usan la tecnología de ARN mensajero.


Al mismo tiempo, un estudio publicado este lunes por las autoridades sanitarias británicas afirmó que dos dosis de las vacunas Pfizer/BioNTech o AstraZeneca/Oxford protegen en más del 90% contra las hospitalizaciones tras contraer la variante Delta del coronavirus surgida en India.