La Comisión Nacional de Inmunizaciones (CoNaIn) dejó trascender este martes en la reunión del Consejo Federal de Salud que la aplicación de la vacuna AstraZeneca "no es un tema que se esté analizando". 

Según confirmaciones de Clarín, las definiciones sobre a qué rangos etarios se continuará aplicando vacunas de AstraZeneca fueron uno de los temas tratados, el encuentro se realizó hoy en el CCK.

En ese sentido, se decidió seguir los lineamientos de la Agencia Europea del Medicamento (EMA), que habilita la vacuna de AstraZeneca para todas las edades. Así lo destacó Juan Manuel Castelli, subsecretario de Estrategias Sanitarias.

La situación de Chile e Italia

Chile acaba de suspender la aplicación de las segundas dosis de esta vacuna en hombres menores de 45 años, por el caso de un paciente de 35 años que sufrió una trombosis. En su lugar, recibirán una de Pfizer.

Italia adoptó la iniciativa de algunos de sus vecinos europeos de permitir recibir la de Pfizer o Moderna como segunda dosis, después de la muerte de una chica de 18 años por una trombosis cerebral.

En Argentina, se firmó un contrato por 22,4 millones de dosis con AstraZeneca , y es la bandera de la inmunización que levanta el Gobierno hoy. Antes era la Sputnik V. Pero ahora es la de la Universidad de Oxford, que en las últimas semanas aceleró la llegada de unidades. Este fin de semana, llegaron los primeros lotes producidos en Argentina que se envasaron en México.

Datos sobre este fármaco: la vacuna de AstraZeneca es segura, y frente a lo que está pasando en otros países, no se analizó por ahora algún cambio en la edad o el género de quienes deban recibirla para garantizar esa seguridad. 

“La incidencia es de 1 cada 100 mil vacunados donde puede haber algún efecto sobre las plaquetas de la sangre, facilitando algunos coágulos o trombos. La incidencia es relativamente pequeña pero preocupante para la persona que la sufre”, dijo este martes el ministro de Salud de la Ciudad, Fernán Quirós.

Y puntualizó en que tanto la agencia sanitaria europea como la ANMAT "siguen validando la vacuna para mayores de 18 sobre todo porque la incidencia es 1 cada 100.000 de un efecto adverso, pero la enfermedad cada 100 mil que enferma genera muchísimo más daño”.

Este martes, en la Ciudad se activó la vacunación de la población general desde los 45 años. En La Pampa, por mencionar una jurisdicción que en las últimas semanas fue muy golpeada por el virus, empezarán a vacunar a los mayores de 40 con AstraZeneca. En el AMBA desde hace unas dos semanas se vacuna con esa fórmula a quienes tienen entre 18 y 59 años con comorbilidades.

"El Gobierno debería decir algo (sobre AstraZeneca), porque si bien es cierto que son efectos adversos extremadamente raros, sobre todo en menores a 40-50 años, se están reportando en muchos países. Y se han tomado algunas medidas últimamente, como en Italia o Chile. Más allá de que en la ecuación riesgo-beneficio, el riesgo de complicaciones graves por Covid-19 es muchísimo mayor que el riesgo de trombosis, aún en gente joven, el tema es que la mayoría de las vacunas en el país son las de AstraZeneca, o son Sputnik V, que es también una vacuna con vectores adenovirales no replicativos, muy parecida a la de AstraZeneca", dice a Clarín Adolfo Rubinstein, ex ministro de Salud de la Nación, doctor en Medicina y magister en Epidemiología Clínica.

Rubinstein insiste en que el Ministerio de Salud "debería al menos decir algo" y que "no lo hace porque, a diferencia de los países europeos o Chile, donde tenés vacunas con plataformas tecnológicas diferentes (como las de Pfizer, de ARN mensajero) acá la selección es más limitada".

Para Javier Farina, infectólogo de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI), por el momento, sobre AstraZeneca sólo hay ruido. Dice justamente que las decisiones sobre a quién dársela "es un tema de ha generado mucho ruido, pero todavía no hay evidencia concluyente de que los riesgos sean mayores que los beneficios (para el grupo más joven). Creo que los beneficios son mayores y que hay que seguir optando por la vacunación”, remarca a este diario.

Una partida con más de 930 mil dosis de la vacuna AstraZeneca, elaboradas con el principio activo producido en la Argentina, llegaron el lunes desde Estados Unidos, con lo que el país superó los 20 millones de fármacos contra el coronavirus recibidos desde diciembre, cuando comenzó el Plan Estratégico de Vacunación nacional. Se suman a las 843.600 dosis recibidas el 27 de mayo, a las 2.148.600 que arribaron el 31 y a las 811.000 que llegaron en la noche de este sábado.