Durante el mes de agosto una historia conmovió a la ciudad, luego de que un perro que había caído al mar en la zona del Paseo Costero fuera rescatado por los bomberos y Pablo Grane, un nadador que se encontraba en la zona.

"No dudé ni un minuto en tirarme, sentí que tenía que estar ahí", había asegurado en diálogo con ADNSUR el héroe de aquella jornada, quien con ayuda de escaleras y sogas se lanzó al agua con su traje de neoprene y logró atrapar al canino que se encontraba a unos 50 metros del muro de contención.

Tras el hecho se había lanzado una colecta solidaria para que pudiera ser atendido y curado, y finalmente con el dinero se logró pagar su castración y los medicamentos necesarios.

Hoy, a casi un mes del hecho, Roko se encuentra con su familia y en buen estado de salud, como lo muestran las imágenes obtenidas por ADNSUR.

¡Mirá el video!